Síguenos

Los Angeles 2006

Los Angeles (2006)

Según un estudio realizado por el NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), en la cuenca de Los Angeles (California) los niveles de algunos contaminantes del aire relacionados con los vehículos han disminuido en cerca del 98 por ciento desde la década de 1960.

Solamente entre 2002 y 2010, la concentración de contaminantes del aire llamados compuestos orgánicos volátiles (VOCs volatile organic compounds) ha caído a la mitad, según un nuevo estudio del NOAA, publicado esta semana en el Journal of Geophysical Research.

Los compuestos orgánicos volátiles, principalmente emitidos por los tubos de escape de los vehículos, son un ingrediente clave en la formación de ozono troposférico, que a niveles altos pueden dañar los pulmones de las personas y causar daños en los cultivos y otras plantas.

Unos resultados sorprendentes

La magnitud de la caída en los niveles VOC ha sido sorprendente, incluso para los investigadores que esperaban algún tipo de disminución, resultante de los esfuerzos a largo plazo de California para controlar la contaminación de los vehículos.

Incluso en el día más contaminado durante una misión de investigación en 2010, medimos la mitad de VOCs que habíamos visto sólo ocho años antes. La diferencia ha sido increíble.
Los Angeles 2012 Los Angeles (2012)

La caída del 98 por ciento de compuestos orgánicos volátiles en los últimos 50 años no significa que los niveles de ozono hayan disminuido considerablemente, la química del aire es más compleja que eso.

El ozono troposférico, denominado también ozono ambiental, forma parte del smog. En concentraciones superiores a 150 microgramos por metro cúbico puede provocar daños en la salud humana. Es el compuesto más destacado de los oxidantes fotoquímicos.

La contaminación por ozono en la cuenca de Los Angeles ha disminuido desde la década de 1960, pero los niveles todavía no satisfacen las normas de ozono establecidas por la Agencia de Protección Ambiental.

Disminución de agentes contaminantes procedentes de los vehículos

Los requisitos para los convertidores catalíticos, el uso de combustibles menos volátiles y la mayor eficiencia de los motores de los vehículos nuevos, han contribuido a la disminución general de la contaminación relacionada con los vehículos, incluyendo los compuestos orgánicos volátiles. En general, los compuestos orgánicos volátiles han descendido una media de un 7,5% anual.

Evolución de niveles VOC en Los Angeles

Como puede apreciarse en el gráfico, aunque el consumo de gasolina en Los Angeles se ha casi triplicado desde 1960, los niveles de contaminantes relacionados con los vehículos se han desplomado.

La concentración de algunos compuestos orgánicos volátiles, como el propano y el etano, no han disminuido tan rápidamente. Esas sustancias químicas provienen de fuentes distintas de los motores de los vehículos, como son el uso y producción de gas natural. El etanol está aumentando en la atmósfera en coherencia con su uso creciente en los combustibles empleados en el transporte.

Se espera que la disminución de las emisiones de compuestos orgánicos volátiles por la automoción prosiga en Los Angeles, dada la mejora continúa en la eficiencia de los motores, y porque los vehículos más antiguos, que son más contaminantes, poco a poco van desapareciendo.

Coches a bioetanol en Madrid

Conclusiones sobre modelos que no son comparables

La normativa de consumos de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) es más realista que la europea NEDC, y en el parque móvil de Los Angeles apenas hay coches diesel, pero los existentes cumplen las normativas de emisiones más duras del mundo, las de California.

El estudio arrojaría probablemente otras conclusiones en el caso de que se hubiera realizado en una ciudad europea. De hecho el estudio menciona que en una comparativa con la tendencia en Londres, debido a la diferencia en la regulación más estricta, los compuestos orgánicos volátiles han disminuido antes en Los Angeles que en la capital del Reino Unido, aunque a un ritmo más lento.

En cualquier caso parece demostrado que el esfuerzo de la industria del automóvil por conseguir motores más eficientes, es algo más que una moda ecologista y realmente está aportando mejoras en la reducción de la contaminación ambiental, y esto es una buena noticia.

Vía | NOAA
Imagen | Kevin Collins, Sam Howzit, NOAA
En Motorpasión | Ministerio de Medio Ambiente vs. Contaminación en las ciudades: (Round 1, Round 2, Round 3), Las grandes marcas siguen reduciendo sus emisiones, Las medidas de ahorro de consumo de combustible bonificarán las emisiones medias

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios