Sigue a Motorpasión

Plan PIVE

Esta tarde el presiente del Gobierno lanzó la bomba informativa del día: se prorroga el Plan PIVE. Las ayudas a la compra bajo el Gobierno del PP se estrenaron hace tres meses, dotadas con 75 millones de euros de presupuesto (75.000 beneficiarios). El plazo expiraba el 31 de marzo, pero el dinero quedó comprometido hace dos semanas por completo.

Han debido gustar en Moncloa los resultados de la primera fase del PIVE, al lograr un retorno de la inversión 4:1. Por eso se dobla el presupuesto inicial, pasamos a 150 millones, por lo que los potenciales beneficiarios ascenderán a 225.000. ¿Es una buena idea o se han pasado?

El año pasado se cerró el mercado de turismos y 4×4 con una caída del 13,4% de las ventas respecto a 2011. Se considera que un nivel de matriculaciones en torno a 700.000 al año está muy por debajo del potencial de nuestro mercado, y está llevando al límite a los concesionarios.

Plan PIVE

Plan PIVE 2013, un balón de oxígeno para el sector

La mayoría de las ventas que se producen hoy día son de sustitución, es decir, clientes que compran porque no les queda más remedio y desean un coche nuevo. No todas las ventas del PIVE 2013 van a aumentar el total (algunas se iban a producir igual) pero seguro que va a crear una demanda adicional. FACONAUTO cree que mejorará el resultado de 2012.

Todavía en el mes de enero se tienen que notar los efectos de la primera fase del PIVE, porque no se han materializado en matriculaciones todas las reservas comprometidas. En los meses siguientes se notará más. Si todo va a la misma velocidad, los fondos habrán volado antes de empezar el segundo semestre del año.

El Gobierno actual es muy poco dado a las políticas expansivas (de gasto), ya que casi todo lo que hace es recortar. Personalmente me declaro sorprendido por la prórroga. La semana que viene nos vamos a hartar de ver anuncios de coches anunciando precios con el PIVE.

Requisitos de vehículos a achatarrar más laxos

Hay marcas que tienen ahora mismo red comercial como para vender el doble de coches de los que vende ahora. Desde Chile, Mariano Rajoy ha explicado la novedad de la segunda fase, y es que se pueden achatarrar vehículos más modernos: turismos de 10 años o más, o VI ligeros de siete años o más.

Contrasta claramente con los 12 años que se exigían antes, o los 10 años que se pedían a los comerciales ligeros. Eso aumenta la lista de potenciales vehículos que pueden ir al desguace, sin contar su número de kilómetros. Ahí creo que se han pasado un poquito. El objetivo es recortar la edad media del parque.

Recientemente conocimos el dato, la edad media de un turismo español está en casi nueve años, y los que tienen más de 10 están a punto se ser mayoría simple. La excusa son razones medioambientales y de seguridad, aunque un coche de esa edad puede estar mecánicamente perfecto y dando un buen servicio.

Plan PIVE

No ha cambiado el requisito de titularidad

Una gran diferencia con el Plan VIVE/2000E de la era Zapatero era que el vehículos a achatarrar tenía que ser de nuestra propiedad un tiempo antes. Como en la primera fase, basta con hacer una transferencia en la DGT y ya podemos sacrificar cualquier vehículo que cumpla el requisito de edad.

No creo que la gente empiece a deshacerse en masa de coches de 10 años si están bien, ya que su valor de mercado no será tan bajo. Más aberrante fue el Cash For Clunkers en EEUU, que permitía achatarrar coches ¡de un año! solo por que el reemplazo mejorase su consumo de combustible. Hubo pérdidas muy significativas.

Ahora bien, un coche de 10 años o más que esté siendo un quebradero de cabeza a sus dueños, puede irse directo al desguace por esos 1.000 euros antes de impuestos (parte del Gobierno) y 1.000 euros después de impuestos (descuento del concesionario) si cuesta más repararlo.

Plan Prima Aire: ayudas para furgones, camiones y autobuses

El Plan PIVE ayuda a los vehículos comerciales también, pero a los ligeros: derivados de turismo y furgonetas. Este nuevo plan, del que aún no conocemos los detalles, beneficiará al de los vehículos comerciales, que también está sufriendo de lo suyo.

La dotación presupuestaria es de 40 millones de euros. No sabemos cuánto dinero se dará por cada vehículo (más de 1.000 euros seguro), supongo que variará en función de su tamaño y precio.

Rajoy mencionó el detalle de la “producción nacional”. España tiene varias fábricas de vehículos comerciales: Ávila (Nissan), Madrid (Iveco), Barcelona (Nissan, Renault y Opel), etc. Estimulando la demanda ayudará a reducir el impacto de la crisis en las fábricas y de la larga cadena de proveedores auxiliares.

Ampliaremos esta información cuando se amplíen los detalles en el BOE.

En Motorpasión | Llega la esperada prórroga para el Plan PIVE: 150 millones más

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios