Sigue a

coche siniestrado

Elostion (léase “el ostión”) es una empresa que se dedica a comprar coches siniestrados para repararlos y venderlos. Nuestros compañeros de El Blog Salmón hacen una valoración sobre el funcionamiento de estas empresas: compran un coche siniestrado por un valor mayor del que pagaría un desguace, lo arreglan y lo venden, aunque enseñando al comprador el estado anterior del coche.

Las dudas nos asaltan: ¿Cómo de seguros serán esos coches? ¿Se repararán también los sistemas de seguridad como airbags, pretensores y demás? Pensando en esos detalles, se nos ponen los pelos de punta. Pero por otra parte, ¿qué diferencia hay entre estas empresas y los compraventa o concesionarios que nos pueden llegar a colar cualquier cosa? Visto así, lo que hacen estas empresas no es muy distinto.

Mi opinión, que ya he comentado e ilustrado con ejemplos, es que el mercado de segunda mano tiene una relación calidad/precio muchísimo peor que el mercado de coches nuevos.

Un coche de segunda mano es más barato que uno nuevo, pero es una potencial fuente de gastos, y su calidad y seguridad nunca están a la altura de uno nuevo. Y cuando sí lo están, la diferencia de precio entre el de segunda mano y el nuevo no justifica el riesgo de adquirir un coche con menos garantías y que puede estar “tocado”.

Aún así, se venden más coches de segunda mano que nuevos en España. El mercado manda, y tanta demanda hace que tengan esos precios. Y mientras haya gente que “pique”, los precios seguirán: ojeando revistas y ofertas, os podéis encontrar fantásticas gangas de coches con un par de miles de kilómetros e incluso más caros que nuevos. Y todo porque la gente va a “lo barato”.

Cuando alguien me pregunta, nunca aconsejo (salvo determinados casos) comprar un coche de segunda mano de más de 6.000 euros. Si vas a gastar 7.000 u 8.000 euros, puede que sea mejor subir hasta uno nuevo, aunque sea de “peores características” no te dará problemas, te durará más y si es de una generación nueva aspectos como la seguridad serán mejores. Y si no puedes subir más, cómprate uno lo más barato posible dentro de tus necesidades, ahorra el resto y espera a comprar uno nuevo.

Es mi opinión, que sé que muchos no comparten, y que tiene excepciones: coches de 1.000 euros que duran años, coches capricho que se van a utilizar poco, etc. Pero como norma general, comprar un coche de segunda mano no me parece una buena opción cuando la demanda es muy alta, y por contra en los nuevos es la oferta la que beneficia al comprador.

Vía | El Blog Salmón
Más información | Pop mk, Elostion

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios