Sigue a Motorpasión

Plan PIVE

A finales de septiembre el Gobierno anunció el Plan PIVE, que consigue una rebaja en el precio de gran cantidad de modelos en España, 1.000 euros de descuento comercial y otros 1.000 euros gracias al Estado. Se presupuestan 75 millones de euros que durarían, como mucho, hasta abril de 2013.

Hasta bien entrado octubre no se empiezan a dar altas en el Plan PIVE por una cuestión técnica. El 19 de noviembre nos dan este dato: se han hecho 24.000 reservas de un total de 75.000. Hoy ha salido otro dato: hay 40.000 reservas hechas, de las cuales, ya se han matriculado unas 11.000-12.000 unidades.

GANVAM y FACONAUTO creen, en buena lógica, que los fondos van a agotarse en enero de 2013, o puede que antes. Eso obligaría al Gobierno a ampliar el presupuesto si no quiere un nuevo desastre de ventas. El sector califica de “insostenible” un mercado con menos de 700.000 unidades al año.

Ventas de octubre de 2012

¿Por qué tanto retraso?

Para poder convertir una reserva en una venta, hace falta un número de bastidor. Eso implica que o bien te llevas un coche en stock que tenga el concesionario, o bien hay que esperar a que se fabrique uno para ti, se asigne número de bastidor y se pueda formalizar la petición de ayuda.

En torno al 9% de las ventas están siendo de seminuevos, con menos de un año de antigüedad, propiedad del concesionario en cuestión. Si pedimos un coche a fábrica y tardan tres meses, es muy probable que esa operación quede fuera del PIVE si por entonces se ha agotado el presupuesto.

Fuentes del sector consideran que el PIVE puede animar las ventas entre un 10 y un 15%, lo justo para salvar el ejercicio y que no sea aún peor. En las noticias ya nos van metiendo en la mollera que 2013 será peor que 2012, y los concesionarios ya están en una situación muy delicada. Otros directamente cerraron.

Plan PIVE

¿Cómo evitar quedarnos fuera del PIVE?

Antes de nada, es una compra importante y conviene meditarla. Si eso ya se ha hecho, consideremos el escenario pesimista: que no habrá renovación del plan. En ese caso, hay que cerrar una operación antes de fin de año, o en los primeros días de 2013 como muy tarde.

Sobran coches en stock en España, salvo algunos modelos que se han dejado de fabricar, o versiones muy concretas, como gasolina automático azul marino con llantas de 19” y techo solar. Si abrimos las posibilidades de compra, es más fácil encontrar un coche que se pueda meter en el PIVE sin miedo a quedarnos fuera.

No hay que dejar de mirar los seminuevos, porque están en garantía, la rebaja es muy sustancial, y es prácticamente un coche nuevo, con disponibilidad inmediata. Si un concesionario te da largas, será por concesionarios, el de la acera anexa te dará mejor trato si tiene necesidad por vender.

Concesionario Toyota

Ojo con la condiciones

En muchas marcas, el PIVE va asociado sine qua nom a una oferta de financiación a través de la marca, o a una extensión de garantía que implica tirar siempre de la red oficial. Estas condiciones hay que mirarlas con lupa y comprobar que es realmente ventajoso para nosotros.

A quien quiera pagar el coche “a tocateja” esto le perjudica, ya que no tiene necesidad de financiar. Recordad que no se puede pagar un coche a golpe de billetes, ha de hacerse a través del banco de acuerdo a la ley antifraude. Las operaciones en efectivo de más de 2.500 euros están prohibidas.

Encontraremos condiciones muy ventajosas en modelos que no se fabrican, especialmente en colores y motorizaciones que no sean muy comunes. Un Diesel blanco será muy fácil de vender, un gasolina amarillo quizá no tanto. Mira diferentes ofertas, escoge con la cabeza, y no te dejes llevar por impulsos.

Fuente | Expansión

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios