Síguenos

Lamborghini Aventador LP700-4

Según explica Stephan Winkelmann, director ejecutivo de Lamborghini, la crisis económica de Europa y la ralentización del crecimiento en China pasarán factura al mercado del automóvil de superlujo a partir del año que viene. Cuenta que en Sant’Agata Bolognese van a ser “muy cautelosos” con los números que hagan de cara a 2013.

Pese a todo, la aventura asiática de la italiana continúa. Al proyecto de abrir 20 concesionarios de la firma en China, se suman la expansión por Singapur, Hong-Kong y todo el sureste asiático, además de una incipiente presencia en India, con dos concesionarios en un país en el que se espera que el número de multimillonarios se haya duplicado de cara al año 2015.

Estados Unidos es otro punto de referencia para Lamborghini y, por extensión, para el mercado del superlujo automovilístico. Allí la demanda se están recuperando, “y globalmente hay una lista de espera de hasta 18 meses por un Aventador”, dice Winkelmann. Con todo, en Lamborghini viven a la espera. Un ejemplo: el Urus no tiene garantizado todavía su paso a producción. Todo depende de lo que decidan desde arriba.

Vía | Automotive News

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios