Sigue a

Historia de Lancia

Sergio Marchionne es muy dado a dar titulares. El último de esta semana es el anuncio de cierre para Lancia sentenciado en su discurso a raíz de los resultados del tercer trimestre de 2012. Sólo el Lancia Ypsilon ha dado números satisfactorios y, teniendo en cuenta que se esperan unas pérdidas de 700 millones para este año en Fiat-Chrysler Europa, toca replantearse las cosas. Y para Marchionne no hay medias tintas con la firma fundada por Vincenzo Lancia.

Recordemos que Marchionne piensa que Europa es un desastre hoy por hoy, así que dentro de la oportunidad que supone toda crisis cerrar Lancia tendría sentido. Si le quitamos toda la parte emocional, claro. “Creo que tenemos que dejar de hacernos la ilusión de que podemos recrear lo que un día fue Lancia”, dicen que dijo. Con Fiat, Chrysler y Jeep ya se cubren todos los segmentos habidos y por haber, así que, ¿para qué seguir costeando pérdidas?, parece preguntarse Marchionne.

De hecho, Fiat se está convirtiendo en nodo central del grupo, con una fabricación muy volcada en sus factorías, y es más que previsible que la tendencia se consolide en un futuro. En cuanto a los modelos, el Panda y el 500 van a convertirse en pilares de la empresa. Según el plan quinquenal presentado en 2010, el grupo llegará a un punto de inflexión hacia 2015 o 2016, y a partir de ahí las cosas empezarán a remontar. Mucho antes que eso, quizá Lancia se haya convertido en una leyenda de triste final.

Vía | Automobilewoche < Autoblog
Más información | Transcripción del discurso de Sergio Marchionne
En Motorpasión | ¿Habrá fusión entre Fiat, Opel, Peugeot y Citroën? Va a ser que no, Fiat pone a trabajar sus factorías italianas para el Nuevo Mundo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios