China y Estados Unidos se enfrentan en la OMC por el proteccionismo de la industria automovilística

Sigue a Motorpasión

Barack Obama

Sabido es que China es muy celosa de su industria automovilística, pero en Estados Unidos no se quedan mancos tampoco. Y ahora, coincidiendo con la campaña electoral que se desarrolla en Norteamérica, ambas administraciones se están tirando los trastos a la cabeza en la Organización Mundial del Comercio (OMC) con una serie de acusaciones cruzadas que viene a ser como un ejercicio de “y tú más” que resulta fascinante hasta el paroxismo.

Las subvenciones, los aranceles proteccionistas y las medidas compensatorias para beneficiar sus respectivas industrias son las puntas de lanza del conflicto. La primera ficha la movió China al denunciar las dificultades que tienen para vender en Estados Unidos materias como el acero o los neumáticos para vehículos, entre un total de 62 artículos, ya que el gobierno del país americano fija tasas aduaneras y ofrece compensaciones económicas para evitar la importación de esos bienes.

Poco después, el gobierno de Washington pedía consultas a China por las subvenciones de Pekín a la industria del automóvil con la idea de iniciar un proceso contra las ayudas a exportaciones de coches y recambios del automóvil. Barack Obama utilizará estas pugnas para enarbolar en público la defensa de la industria automovilística de Estados Unidos, sabedor de que su rival en la lucha por la Casa Blanca, Mitt Romney, le echa en cara su tibieza con China.

Vía | Expansión
Foto | James O’Malley
En Motorpasión | La política de China con los fabricantes extranjeros no da los resultados esperados

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios