Sigue a Motorpasión

Schumacher en Shanghai

El circuito de Shanghai tiene ciertas características que pueden complicar la vida de los pilotos. Destaca la curva uno, un giro a derechas que se cierra progresivamente hasta empatar con una curva a izquierdas seriamente cerrada. Según Mike Gascoyne, Director Técnico de Toyota, este es uno de los puntos más comprometidos para los pilotos.

Frente al asfalto liso y suave del año pasado, los técnicos están expectantes por la forma en la que la pista ha madurado en todo un año, en el sentido de que es normal que una pista sea suave en su estreno, pero que en poco tiempo aparezcan irregularidades en forma de baches. La puesta a punto general puede diferir de la conseguida el año pasado, pero en cuestión aerodinámica no demasiado.

La naturaleza del circuito hace que las configuraciones con niveles altos de ala sean las más apropiadas, pero por ser las largas rectas los mejores puntos para adelantar, hay que llegar al eterno compromiso. Es un circuito en general lento, pero se pueden conseguir grandes velocidades en la recta de atrás, cifrándose de manera aproximada en unos 325km/h justo antes de la frenada de la curva 14.

Ralf Schumacher comenta: “Un circuito técnico sin ser de altas velocidades. El primer giro es un curva complicada que se convierte casi en un círculo. Hay que tener cuidado ya que es facil cometer un error ahí. La curva 13 es muy larga y da a la recta trasera, que proporciona el mejor punto de adelantamiento del circuito, en la curva 14, de primera velocidad”.

Vía | Toyota F1

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario