Sigue a Motorpasión

sebastian-vettel.jpg

Fernando Alonso lo intentó en la salida. Lo consiguió y su gozó duró hasta que el coche de seguridad abandonó la pista (Vitantonio Liuzzi se encargó de dar trabajo a Mercedes SLS AMG Safety-Car tras un strike en toda regla). Poco más pudo hacer. En la maniobra más bonita de la carrera, Sebastian Vettel se deshizo de Alonso en la curva Biassono y a partir de ahí nadie pudo plantarle cara. Victoria plácida para Vettel, octava de la temporada, que le permite hacer cuentas. De Singapur podría salir ya coronado Campeón del Mundo.

Por detrás, carrerón de Jenson Button. El británico salía algo retrasado y fue a más en la carrera. La lucha entre Lewis Hamilton y Michael Schumacher, otro de los grandes momentos del día, le ayudó a recuperar dos posiciones casi del tirón y a partir de ahí lanzarse a por Alonso para finalmente lograr la segunda posición. La mejor posición a la que podía aspirar hoy cualquiera que no se se llame Sebastian Vettel. Alonso, tercero, se queda con el consuelo de visitar el podio en Monza, para gozo de los miles de aficionados que han abarrotado la pista para la ceremonia del podio.

Notable alto para la carrera de Jaime Alguersuari. Si en Spa se vió perjudicado por el kamikaze Senna, hoy ha pasado todo lo contrario. Casi nada más salir ya estaba en posiciones de puntos. Séptimo al final, el mejor resultado de su carrera que le hace colocarse por delante de su compañero Buemi en la tabla de puntos. Un buen regalo para el nuevo patrocinador “español” de Toro Rosso.

Más información en Motorpasión F1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios