Publicidad
Publicidad

Porsche 917. 40 años de leyenda

Porsche 917. 40 años de leyenda
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy hace exactamente 40 años que Porsche desveló en el Salón Internacional de Ginebra el Porsche 917, para algunos el coche más bonito de carreras que jamás ha existido. Yo particularmente coincido con esa afirmación. El halo que desprende este coche es tan alargado como su listado de victorias aunque también hay que tener en cuenta su estelar participación en la película "24 horas de Le Mans" con Steve McQueen.

El proyecto del 917 nació en junio de 1968 tras la creación por parte de la FIA de una categoría de superdeportivos homologados de hasta 5.000 c.c y un peso mínimo de 800 kilogramos. Para abril del año siguiente las 25 unidades necesarias para la homologación ya estaban listas. La Leyenda comenzaba. Eso sí, los inicios serían dificiles con tres abandonos en sus tres primeras pruebas.

the-exhibition-the-917-theme-shows-amongst-others-the-porsche-917-kh-coupe.jpg

Pero tampoco tendrían que esperar demasiado para celebrar los primeros laureles. En agosto del 69, Jo Siffert y Kurt Ahrens vencían en los 1.000 kilómetres de Österreich. La particularidad del 917 radicaba en tanto en su aerodinámica como en su peculiar motor. El equipo de Porsche decidió desarrollar diferentes modelos específicos para cada tipo de circuito. Desde la "cola corta" para trazados sinuosos hasta el "cola larga" que permitía alcanzar velocidades máximas elevadas, pasando por la versión Spyder con techo abierto que se utilizaron en CanAm e Interseries.

En cuanto al motor, bajo el piloto se encontraba un 12 cilindros en V a 180 grados que rendía 520 c.v. Aunque esta potencia variaría teniendo su cenit en los 1.200 caballos del 917/30 Spyder o los 1.400 c.v (no, no me he confundido son 1.400 caballos) de los 917 Spyder que compitieron en CanAm e Interseries.

917-30.jpg

En 1970, el 917 demostró el porqué se le recuerda tanto. Nueve victorias de diez carreras en el Campeonato del Mundo de Racing Series es más que suficiente. 24 horas de Le Mans, Brands Hatch, Daytona, Spa-Francorchamps, Nürburgring, Watkins Glen, entre otros, fueron testigos de estas victorias. Al año siguiente las cosas no variaron demasiado. Diez carreras, ocho victorias incluido el segundo triunfo en las 24 horas de Le Mans. Otro hito de la participación en la mítica carrera francesa ese año, fueron los 387 km/h de velocidad máxima que alcanzó una de las unidades.

En 1972, la FIA cambió su reglamentación y Porsche cogió sus 917 y cruzó el charco. El destino era la Canadian American Challenge Cup de la mano de un nombre que siempre asociaremos a Porsche: Penske. La victoria en el campeonato en ese año y en el siguiente tuvo consecuencia que la normativa de CanAm variara simplemente para poder excluir al 917, evolucionado a 917/30, del campeonato. Un final que hemos visto en muchas ocasiones en el mundo del automovilismo y que no reduce ni en un ápice la leyenda de este gran auto de carreras.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Menú

Lo nuevo en motorpasion

Ver más artículos