Sigue a

fia_logo.jpg

En la jornada de hoy, la FIA ha dado a conocer el borrador de lo que será el reglamento técnico por el que se regirá el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de 2014. De lo primero que tenemos que hablar es de motores. Tras mucha polémica, el futuro motor de la Fórmula 1 será un V6 de 1.6 litros de cilindrada, limitado a 15.000 RPM y con turbo.

La FIA también ha definido otros parámetros del propulsor como que la presión del combustible (no podrá ser superior a 500 bares) o que ésta deberá inyectar al menos un 75% del combustible directamente a los cilindros. El peso mínimo del propulsor será de 155 kilogramos, mientras que el total, mínimo, del monoplaza alcanzará los 660 kilos.

Por otro lado, el número de relaciones de la caja de cambios aumentará hasta 8 (hacia delante), más la marcha atrás. En cuanto a aerodinámica, habrá reducción en el tamaño de los alerones delanteros. Éstos pasan de 1.800 a 1.650 milímetros de anchura máxima.

Hasta ahí las cosas sencillas. A partir de ahora, la revolución “verde”. A partir de 2014, el KERS que actualmente montan los monoplazas verá aumentada considerablemente su potencia, llegando a los 120 Kw (160 CV). El superKERS podrá ser utilizado un máximo de 8,4 segundos por vuelta.

No será el único motor eléctrico que ayude a la propulsión de los monoplazas ya que la FIA anuncia la presencia del ERS (Energy Recovery System). El ERS es un motor eléctrico que se encargará de propulsar a los monoplazas en el pit-lane. Quizás la norma más novedosa de las presentadas por la FIA.

Cuando un monoplaza entre en el pit-lane, el piloto tendrá que apagar el motor de combustión y utilizar el ERS para llegar hasta su box. En el caso inverso, cuando un monoplaza salga hacia la pista, también tendrá que impulsarse mediante este motor eléctrico y una vez cruzada la línea, el piloto activará el motor de combustión. Todos estos apagados y encendidos tendrán que ser sin ayuda externa por lo que los monoplazas de 2014 tendrán que tener un motor de arranque tal y como sucede en las carreras de resistencia.

No acaban ahí las prioridades “verdes” de la FIA. Los pilotos comenzarán la carrera con el ERS descargado, por lo que tendrá que ser en pista cuando lo carguen. Imaginaros que tras la primera vuelta tienes que entrar en boxes. ¿Tendrá almacenada energía suficiente para todo el proceso?. Para la recarga del ERS, la FIA quiere que las escuderías reciclen la energía que en forma de calor sale de los escapes. Por ello de la manga se ha sacado el MGUH (Motor Generator Unit Heat). Algunos la llaman ya la Fórmula Scalextric.

Más información en Motorpasión F1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios