Síguenos

Lewis Hamilton

Llegó el día de la carrera y las previsiones se cumplieron. Lewis Hamilton no ha tenido oposición y se ha hecho con la victoria en el Gran Premio de Hungría. Desde la salida, el piloto británico ha visto como los pilotos de Lotus, primero Romain Grosjean, y en los últimos compases de la carrera, Kimi Raikkonen, trataban de poner algo de picante a la carrera pero finalmente veían como sus esfuerzos resultaban vanos ante el dominio de Hamilton.

Carrera perfecta de principio a fin la del británico. McLaren no ha tenido esta vez problemas en boxes y el monoplaza ha funcionado a la perfección, al igual que Hamilton. Cuando todo va bien, McLaren puede aspirar a todo. Una lástima que, en lo que llevamos de temporada, los problemas hayabn sido numerosos.

En la lucha por el podio es en donde hemos podido ver buena parte de la emoción de la carrera. La estategia a vuelto a jugar un papel fundamental y en el caso de los pilotos que han optado por un tercera parada en boxes como Jenson Button, Sebastian Vettel y Mark Webber, esta última parada les ha lastrado en su opciones. Algo que ha aprovechado Kimi Raikkonen para lograr su quinto podio de la temporada.

Otro de los beneficiados de realizar una parada menos ha sido Fernando Alonso. A mitad de carrera parecía que iba a perder unos pocos puntos al frente de la clasificación, pero finalmente ha salido de Hungaroring aún más líder. El asturiano ha salvado los papeles en un gran premio en el que ni el ni su Ferrari han podido dar lo mejor de si mismos. Lo dicho, a pesar de la quinta posición, Alonso ha ampliado la distancia con su más directo rival, Mark Webber.

Más información en Motorpasión F1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios