Síguenos

gp-china-lewis-hamilton.jpg

Por fin alguien pudo poner el lazo a los Red Bull y quien lo ha hecho ha sido McLaren. Lewis Hamilton se ha hecho con la victoria en el Gran Premio de China. Tras dos carreras, nada más ponerse el semáforo en rojo veíamos como Sebastian Vettel no era infalible y en una salida para olvidar, el alemán perdía dos puestos en favor de Jenson Button y Lewis Hamilton.

A partir de ahí, la carrera se volvió en una partida de poker en la que los neumáticos tuvieron el papel más importante. Los hubo con dos paradas, Vettel y Alonso, y los hubo con tres, el resto. Eso hizo que durante la carrera viésemos varias alternativas y creyéramos que la victoria estaba abierta. Tras el liderato de Jenson Button, una temprana parada de Nico Rosberg permitió al piloto de Mercedes GP liderar la carrera e incluso aspirar a la victoria.

No fue más que un espejismo ya que las dos paradas de Sebastian Vettel parecían suficientes para lograr la victoria. Eso sí, no contábamos con el juego de neumáticos nuevos de Lewis Hamilton. Ese par de vuelta extra fueron a la postre suficientes para el británico adelantara a Vettel en las últimas vueltas. Gran carrera y gran victoria de McLaren y Hamilton. Lo más importante es que hay alternativa a Red Bull.

Si hubiera que calificar quien ha realizado la carrera más espectacular del fin de semana ese no sería otro que Mark Webber. Tras liarla ayer, hoy salía desde la 18ª posición, Webber ha ido remontando hasta conseguir el último escalón del podio justo por detrás de su compañero Vettel. Webber vuelve a sonreír aunque aún esté lejos.

Por su parte la carrera de Fernando Alonso ha sido para olvidar. Ni estrategia, ni velocidad. Lo de Ferrari y el español ha sido un quiero y no puedo. Incluso ha sido superado por su compañero Felipe Massa que incluso por momentos ha sido candidato al podio. Algo similar le ha ocurrido a Jaime Alguersuari. La séptima posición de parrilla nos hacía soñar con puntos hoy, pero tras la salida, ya había perdido varias posiciones. Un error en boxes tras el cambio de ruedas le hacía abandonar cuando perdía la rueda trasera derecha en plena pista.

Por último, Hispania Racing F1 Team consiguió llevar sus dos coches hasta el final de carrera. Un pequeño éxito para la escudería que debería ir pensando ya en luchar con Marussia Virgin Racing por ser el farolillo rojo.

Hemos vivido un excelente gran premio en el que las cuatro “grandes” escuderías han luchado de tu a tu y lo que es más importante para nosotros, con luchas por las primeras posiciones con adelantamientos incluidos. La salsa de la Fórmula 1 ha estado presente.

Más información en Motorpasión F1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios