Sigue a

2014 Ford Mustang Roush Performance

Cuando hablamos de preparaciones y del Ford Mustang, normalmente viene a nuestra cabeza el mítico Carroll Shelby, pero los aficionados a los coches americanos también conocerán a Roush Performance. Durante años han sacado paquetes de mejora para los coches de la marca del óvalo y durante el SEMA Show han presentado la nueva etapa 3 para el 2014 Ford Mustang GT (aunque el de muestra del SEMA Show es un 2013).

Lleva un motor de competición Ford Racing Aluminator preparado con la tercera etapa de sobrecargador que ofrece Roush Performance, al que se suma un escape personalizado de Roush. El motor entrega 710 CV de potencia (700 HP) y más de 792 Nm de par. Esta preparación del motor la ofrecerán en sus futuras preparaciones etapa 3 del 2014 Ford Mustang.

Esta preparación sobre el 2014 Ford Mustang se ofrecerá, como acostumbra Roush Performance en tres escalones, etapa 1, etapa 2 y etapa 3. Para conseguir el Ford Mustang más extremo existen tres preparaciones a base de sobrecargadores, también estructuradas en tres etapas, siendo la más potente la ya mencionada de 710 CV. Este motor es el más potente que Roush Performance jamás ha fabricado.

2014 Ford Mustang Roush Performance

Adicionalmente, la carrocería se ha llevado un buen repaso y es que además del vistoso (y hortera a mi gusto) acabado en colores plata y verde lima de los especialistas en pintura Sherwin-Williams, la etapa 3 para el Ford Mustang incluye varios aditamentos externos. Entre ellos el kit aerodinámico, el capó con toma de aire, los faldones o el escape personalizado de Roush.

Para transferir esas brutales cifras de par y potencia al asfalto, esta etapa 3 de Roush necesita hacer uso de unas llantas de 20 pulgadas calzadas con neumáticos Cooper Tires Zeon RS3. Un poco antes en la cadena cinemática encontramos un diferencial Eaton Truetrac y antes aún pasa por una caja de cambios manual de seis velocidades.

2014 Ford Mustang Roush Performance

La suspensión también está firmada por Roush, mientras que los muelles son especiales y bajan la altura del coche. Para frenar esta bestia, se ha optado por unas pinzas Roush de seis pistones en el eje delantero que además llevan discos rayados.

En el interior también se ha aplicado el acabado de etapa 3 de Roush que implica la sustitución de varias piezas por otras más vistosas con el logo de Roush y también múltiples bordados en color verde lima a juego con la pintura de la carrocería. También lleva un volante tapizado en ante y pedales en aluminio.

¡Pues yo quiero uno en rojo y plata!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios