Síguenos

Ford Focus ST

Desde septiembre del año pasado estábamos esperando la llegada del nuevo Ford Focus ST, la variante más deportiva, por el momento, disponible dentro de la gama del compacto de la casa del óvalo.

Se trata de un modelo que cuenta con algunas modificaciones estéticas, mecánicas y de equipamiento que hacen que sea el Focus más caro a la venta, con un precio de partida de 29.250 euros. La principal diferencia con sus rivales es que, a pesar de tratarse de un modelo global, en Europa podrá adquirirse con carrocería familiar, que Ford denomina Sportbreack.

El anterior modelo montaba un motor de cinco cilindros de 225 CV, el nuevo Ford Focus ST sin embargo usa el mismo motor 2.0 EcoBoost que pudimos probar el Ford Mondeo, aunque en el compacto rinde 250 CV.

Ford Focus ST

Estética deportiva

Como buen miembro de la familia ST de Ford, este Focus tiene algunas modificaciones estéticas que lo distinguen del resto de modelos de la gama. Para empezar monta un paragolpes delantero completamente rediseñado con detalles en negro brillante que se combina con una parrilla con rejilla de nido de abeja.

Si seguimos avanzando descubriremos unos prominentes estribos laterales, y para finalizar, la trasera cuenta con un paragolpes más deportivo y salidas de escape centrales de diseño trapezoidal.

Su estética se completa con faros con luces diurnas tipo HID (con fondo oscurecido), y un spoiler trasero que según Ford, cumple no sólo una función estética sino aerodinámica, ya que aporta mayor carga para el eje trasero cuando se circula a alta velocidad (la velocidad máxima para este coche es de 248 kilómetros por hora).

Ford Focus ST

La guinda del pastel la aportan las llantas, de 18 pulgadas y de diseño conocido, que van montadas en unos Goodyear Eagle 235/40R18 especialmente adaptados para este coche y que por cierto, dan un gran rendimiento (al menos sobre asfalto seco).

La gama de colores disponible incluye un color exclusivo, denominado Tangerine Scream, al que se unen los colores Spirit Blue, Race Red, Black, White y Silver.

Diseño interior

Por supuesto, el Ford Focus ST también tiene algunas modificaciones en el interior que le distinguen del resto de la gama Focus. El primero que podemos distinguir nada más sentarnos es el volante, de diseño deportivo y un diámetro inferior al del resto de la gama.

Ford Focus ST

Esta forrado en cuero microperforado, tiene una adherencia óptima y es bastante mullido. Es su parte inferior cuenta con una sección realizada en aluminio, que además de cumplir una función estética nos ayuda a saber dónde estamos poniendo las manos cuando vamos rápido.

A algunos compañeros les sorprendió que no se optara por un volante con la parte de abajo achatada, al estilo de los nuevos modelos de corte deportivo. Personalmente este volante me gusta mucho, y no estoy seguro de que mejorase con esta característica.

Visto el volante toca fijarse en los asientos, firmados por Recaro. La verdad es que se nota que quien los ha hecho sabe lo que se trae entre manos. Aportan una sujeción excelente, sin ser demasiado duros.

Ford Focus ST

Al principio, las personas más corpulentas pueden sentirse algo aprisionadas, pero no se puede tener todo, o sujeción o libertad de movimientos. Además, para que consigamos la mejor posición de conducción posible, tienen 9 regulaciones, todas manuales.

Los asientos que estáis viendo en las fotografías son lo que traen de serie todos los Ford Focus ST, y están recubiertos por piel y tejido textil. Para aquellos que quieran ir más allá, existe la posibilidad de montar otros asientos, también Recaro, que están recubiertos en piel por completo y cuenta con regulaciones eléctricas.

Personalmente los de serie, que como digo no tienen regulaciones eléctricas, me han gustado mucho. Permiten que nos sentemos todavía más cerca del suelo (en algunos competidores podemos ir todavía más abajo) y hacen que el ya de por sí buen puesto de conducción del Ford Focus sea todavía mejor.

Ford Focus ST

El resto de detalles que hacen que podamos distinguir a esta versión de las normales se limitan a una palanca de cambios con un recubrimiento metálico, los pedales de diseño deportivo, y una pequeña capilla sobre el salpicadero con tres agujas, que indican la temperatura del aceite y la presión de este y el turbo.

Su lectura podría ser más fácil, aunque tampoco es mala. Dado que están orientadas hacia el conductor, el pasajero tiene difícil consultarlas, entre otras cosas porque debido a su posición, el cristal que recubre la capilla produce algunos reflejos.

El resto del habitáculo es exactamente igual al que podemos encontrarnos en cualquier otro Ford Focus. Esto incluye el espacio para los ocupantes traseros, aunque es posible que estos disfruten de una menor sensación de espacio debido al tamaño de los asientos delanteros, que obstaculizan la visión hacia adelante.

Ford Focus ST

Si consultáis la ficha técnica veréis que las cotas que Ford aporta son prácticamente idénticas para las dos carrocerías disponibles, que a su vez son prácticamente iguales que las de las versiones normales.

En concreto, en altura delante hay 997 mm (993 con techo solar), para espacio para piernas 1.094 mm, para espacio de piernas trasero 848 mm, para espacio a la espalda delante 1.411 mm y para espacio para la espalda detrás de 1.336 mm.

El volumen del maletero para ambas versiones tampoco cambia, y es de 363 litros (modo 5 asientos, cargado hasta la bandeja y con kit de reparación), y de 490 litros si optamos por la carrocería Wagon. En ambos casos si optamos por rueda de galleta perderemos algunos litros (unos 50 en el primer caso y unos 15 en el segundo). Además hay que tener en cuenta que la versión Wagon no puede llevar rueda de repuesto grande.

Ford Focus ST

Equipamiento y precios del Ford Focus ST en España

En España, donde las expectativas son vender unas 300 unidades al año, se ha querido simplificar mucho las posibilidades de configuración de este Ford Focus ST.

Aunque en principio no iba a ser así, sólo habrá dos niveles de equipamiento. El primero hace que el modelo se llame Ford Focus ST a secas, y el segundo tan sólo añade el apellido Plus.

El Ford Focus ST con carrocería de cinco puertas tiene un precio de partida de 29.250 euros, mientras que la versión Sportbreak parte de 30.200 euros. En ambos casos, la versión Plus añade un coste adicional de 2.500 euros, y añade asientos delanteros totalmente en cuero, y asientos traseros fabricados por Recaro.

Ford Focus ST

Por otro lado, el equipamiento del Ford Focus ST es bastante completo, e incluye, entre otras cosas, climatizador automático de dos zonas, retrovisor interior electrocrómico, sensor de lluvia, equipo multimedia con pantalla de 3,5 pulgadas, control de estabilidad ajustable en tres fases y diferencial electrónico para limitar el deslizamiento de las ruedas motrices.

Opcionalmente se puede montar un pack denominado Confort (500 euros), que incluye apertura sin llave, retrovisores exteriores plegables eléctricamente y sensor de aparcamiento trasero.

Además, de manera promocional, Ford regala el paquete Xenón ST (1.000 euros) en la versión básica, y que siempre será de serie en la versión más cara, denominada Plus. Este paquete de equipamiento incluye faros de xenón, lavafaros (la luz diurna tipo LED es siempre de serie).

En la proxima parte analizaremos el comportamiento dinámico de este Ford Focus ST, así como de todos los sistemas que se han desarrollado para domar los 250 CV que rinde su motor 2.0 EcoBoost.

Ver galeria completa » Ford Focus ST 2012 (25 fotos)

En Motorpasión | Ford Focus, presentación y prueba (parte 1, parte 2)

, Ford Focus ST, presentación y prueba en Niza (parte 2)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios