Sigue a

Nuevo Ford Mondeo 2013

Los airbags frontales en la plazas delanteras están ya totalmente desarrollados, tanto para el conductor como para el pasajero, incluso con sistemas inteligentes que se inflan más o menos según el peso del ocupante del asiento, airbags que después de inflarse a toda velocidad, se desinflan con suavidad en cuanto la persona llega a ellos, y hasta airbags para las rodillas.

Sin embargo en las plazas traseras los fabricantes siguen investigando posibles soluciones, algunos por ejemplo integrar un airbag en la parte posterior de los respaldos delanteros. En el año 2006 Ford anunció que estaba trabajando en un airbag integrado en el cinturón: el cinturón trasero hinchable, su propuesta de airbag trasero.

En 2011 el primer modelo de Ford en disponer como equipamiento opcional de cinturones traseros hinchables fue el Ford Explorer, modelo para el mercado norteamericano. Ford ha anunciado que en Europa será el nuevo Ford Mondeo el que los estrenará el próximo año.

Cinturones traseros hinchables

El nuevo Ford Mondeo llegará a España a mediados de 2013 y apenas se diferenciará del nuevo Ford Fusion que empezará a venderse en otoño de este año en los Estados Unidos.

En la fotografía superior podés ver las dos situaciones del cinturón trasero hinchable. A la izquierda lo véis en estado normal, cuando funciona como cualquier otro cinturón. La cinta del mismo es algo más gruesa, se nota que son varias capas y que esconde algo alcolchado en su interior.

En condiciones normales el cinturón retiene al pasajero en las deceleraciones. Sin embargo cuando se produce un impacto fuerte, de los que hacen saltar los airbags, también se dispara el airbag oculto en el cinturón. A la derecha lo podéis ver inflado.

Hebilla cinturón hinchable

El tejido de la parte delantera de la cinta del cinturón se rasga al hincharse la bolsa de aire que esconde en su interior. Esta se infla a través de la hebilla, que en lugar de ser plana, tiene forma de tubo aplanado, y por su interior pasa el aire, a través del anclaje, desde un pequeño depósito de gas comprimido oculto en el asiento. Se infla en 40 milisegundos.

Al inflarse, la superficie de contacto entre el cinturón y el tórax aumenta, con lo que disminuye la presión que se ejerce sobre el pecho del pasajero, disminuyendo así la probabilidad de sufrir lesiones. En especial el cinturón hinchable está pensado para proteger a los niños.

Josep Camós probó el prototipo el año pasado en Alemania y os contó su experiencia en Circula Seguro.

En Circula Seguro | Probamos el airbag para cinturón de Ford en Merkenich
En Motorpasión | 2013 Ford Fusion

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios