Sigue a Motorpasión

Fiat Panda 4x4

Fiat revela con un poco de antelación sus novedades en la gama Panda. Empezamos por el Fiat Panda 4×4, el utilitario más marchoso en condiciones de mala adherencia, que tendrá dos motores: 0.9 TwinAir (85 CV) y 1.3 MultiJet II (75 CV). Estamos hablando de una versión de tracción total permanente.

Al igual que el Panda 4×4 de segunda generación desde 2008, tiene acoplamiento de ejes mediante multiembragues, con control electrónico del reparto de par. En la primera generación (el cuadradito) y la segunda durante un tiempo, el acoplamiento era viscoso y por tanto menos controlable.

Es, de momento, el único coche del segmento A con tracción total. Además, cuenta con diferencial electrónico (hasta 50 km/h), lo que significa que cuando una rueda de acelera de más, se actúa en sus frenos para que se transmita más fuerza a la otra. Es una solución más barata y ligera que un diferencial mecánico, aunque menos efectiva.

Fiat Panda 4x4

Viene equipado de serie con neumáticos M+S (van mejor con nieve, barro, etc) 175/65 R15. Además, la suspensión tiene mayor recorrido para ser menos vulnerable a las irregularidades del terreno. De cinco pasa a seis velocidades, siendo la primera muy corta para suplir la falta de reductora y avanzar por zonas difíciles.

En la generación anterior, tanto el 1.2 gasolina como el 1.3 MultiJet iban muy revolucionados. Fiat ha reducido este problema aumentando el par máximo de los motores, si comparamos de una generación a otra, el gasolina tiene un 40% más de par, y el diesel un 30% más. Lo podemos entender como una reprogramación del MultiJet de 90 CV para tener más par y no dar más caballos.

La suspensión trasera es una barra de torsión pero adaptada a las especificaciones para fuera de carretera. Respecto al modelo previo, que usaba un eje tirado, mejora el comportamiento y el confort del pasaje. En el eje delantero tiene una suspensión McPherson, como en la mayoría de los coches grandes.

Fiat Panda 4x4

Ambos motores vendrán con Stop/Start para ahorrar un poco en zona urbana. Hablando de motores, el Panda normal tendrá la versión Natural Power que funciona con gasolina o metano (GNC) asociado al motor 0.9 TwinAir de 80 caballitos. Esta versión, fuera de Italia, no tiene mucho sentido. En España es útil en un par de regiones muy concretas.

Pero sigamos con el Panda 4×4. Se distingue exteriormente por el makeo tipo SUV y mayores protecciones plásticas (y metálicas para el motor), y dos colores nuevos que no tiene el Panda 4×2. Por dentro, tiene un salpicadero con inserciones en verde, tapicería específica, portaobjetos por doquier, etc.

Por último, hablar de la versión Trekking, el término medio entre el Panda 4×2 y el Panda 4×4. Aunque tiene pintas de todocamino, prescinde de la tracción total. A cambio, gana un control de tracción “inteligente” que aumenta el agarre en superficies de baja adherencia, lo que unido a neumáticos de invierno hará el apaño a mucha gente por menos dinero.

En Motorpasión | Fiat Panda 4×4, miniprueba en el campo (2008)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

38 comentarios