Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Toyota Prius plug-in hybrid a prueba (II) ¿Cómo me ayudan todos esos electrones?

Toyota Prius plug-in hybrid a prueba (II) ¿Cómo me ayudan todos esos electrones?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Continuamos en Espacio Toyota con nuestra toma de contacto con el Toyota Prius plug-in hybrid el vehículo con tecnología híbrida enchufable (“plug-in hybrid”) optimizada con las aportaciones de los clientes tras cinco años de investigación y pruebas.

En breves palabras, para aquellos que no estén familiarizados con el modelo, el Prius plug-in hybrid es un vehículo híbrido combinado en el que tanto el motor eléctrico como el de gasolina pueden transmitir tracción a las ruedas. Cuenta con un modo EV ampliado, totalmente eléctrico, que se emplea para desplazamientos urbanos, mientras que el motor de gasolina del sistema híbrido dota al vehículo de una gran autonomía.

Vale, lo puedo enchufar, pero... ¿cómo le saco partido?

El Prius plug-in hybrid logra aunar de manera práctica, aunque no idónea para todos los usuarios, lo mejor de dos tecnologías, el sistema full hybrid y el vehículo 100 % eléctrico. "Híbrido al cuadrado" podría decirse si me permitís el símil matemático.

Toyota Prius plug-in hybrid

Sobre la base de la tecnología central del famoso sistema híbrido de Toyota, el Prius plug-in hybrid satisface las necesidades específicas de los conductores urbanos con una autonomía en modo eléctrico, para desplazamientos urbanos, de unos 25 km máximo, mientras que el motor de gasolina del sistema híbrido dota al nuevo PHEV de Toyota de una espectacular autonomía total, en teoría de más de 1.000 km.

Esto gracias en gran parte a la batería de ión-litio del Prius plug-in hybrid tiene una capacidad de 4,4 kWh, casi cuatro veces más que la última generación del Prius. Cuando el Prius plug-in hybrid funciona en modo EV (100% eléctrico), la mencionada autonomía (yo me quedé en 19 km) viene determinada, obviamente, por la carga de la batería y las condiciones de conducción.

Toyota Prius plug-In hybrid

El modo totalmente eléctrico EV es bastante más adecuado para entorno urbano, por lo que los usuarios que saquen mayor partido a este híbrido enchufable son aquellos que tengan un traslado diario en torno a 20 kilómetros máximo en ciudad. En estas condiciones sería posible que los electrones fueran los únicos encargados de llevarte al trabajo, al colegio... Cero emisiones, cero ruido, considerable ahorro.

La potencia en EV es suficiente en conducciones suaves, pero si necesitamos acelerar repentinamente o enfrentarnos a una pendiente el motor gasolina entra en acción de manera automática, la seguridad es lo primero. Si estamos atentos al acelerador e intentamos aprovechar la regeneración de energía de frenado obtendremos resultados aún mejores. La velocidad máxima en modo EV es de 85 km/h

Prius plug-in Hybrid

Cuando se termina la energía para conducir en modo EV entra en acción el modo híbrido HV. Por tanto si nuestro traslado diario implica una parte inicial de carretera y más tarde entorno urbano lo que deberíamos hacer es seleccionar el modo HV primero y pasar a EV al llegar a la zona de tráfico lento con paradas. Los selectores de modo de conducción están situados a la derecha de la palanca del cambio.

Con el modo EV-City seleccionado se fuerza un mayor funcionamiento eléctrico al permitir más el uso intenso del acelerador antes de que intervenga el motor de gasolina, lo que facilita a los usuarios circular por las zonas urbanas exclusivas para vehículos de cero emisiones.

El modo ECO, que se selecciona por separado, se puede activar de forma independiente cuando el Prius plug-in hybrid funciona en modo HV, EV o EV-City. Se reduce la respuesta de aceleración al pisar el pedal, y se optimiza el control del aire acondicionado para ahorrar más combustible.

Muy bien, y lo de cargarlo, ¿es realmente práctico?

Lo primero que me gustaría mencionar es que a través de la toma del cargador de batería se puede recargar completamente la batería en una hora y media desde una toma de corriente doméstica estándar de 230 V. Como decíamos al principio es un intento de aunar lo mejor de ambos mundos, la autonomía en modo 100% eléctrico es corta pero la duración de una carga completa es muy reducida.

La electricidad también tiene su coste por supuesto, me gustó mucho la posibilidad de programar el periodo de carga, tanto inicio como fin, de la batería, de esta manera podemos dejar nuestro Prius plug-in hybrid conectado a la red pero la carga real sólo se realizará en el horario, de menor coste para nosotros, que configuremos.

Toyota Prius plug-In hybrid

El cable cargador tiene una longitud de 5 metros y se puede guardar en un compartimento debajo del maletero, es más flexible de lo que parece y el conector es muy robusto y fácil de manipular. El cargador propiamente dicho está ubicado bajo las baterías y su eficiencia puede llegar al 84%.

Toyota Prius plug-In hybrid

En general la propuesta del Prius plug-in hybrid es muy interesante especialmente para un grupo de usuarios cuya dinámica diaria haga uso óptimo del modo EV y su batería de iones de litio. Como cualquier Prius es un coche perfectamente válido para uso familiar gracias a su generosa amplitud y capacidad de carga.

En Espacio Toyota

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos