Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Toyota FCV, así luce un sedán de hidrógeno

Toyota FCV, así luce un sedán de hidrógeno
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

El futuro de los vehículos ha llegado para quedarse. En menos de un año, el Toyota FCV, propulsado por hidrógeno, circulará por nuestras carreteras tal y como prometió el fabricante japonés en su momento. Antes de abril del 2015 estará a la venta en Japón y en el verano del año que viene también se lanzará en los mercados europeos y estadounidense.

Lógicamente y paralelo a su lanzamiento, Toyota está desarrollando una infraestructura para el respostaje de hidrógeno, un combustible muy prometedor el cual puede ser producido desde varias fuentes de energía, incluso aquellas respetuosas con el medio ambiente como la solar y la eólica.

Al poder ser almacenada, transportada y lo mejor de todo, comprimirse, ofrece una densidad energética superior a la de las baterías. Su uso incluso no se limita a la automoción sino que puede ser utilizada como fuente de energía a gran escala.

Más de veinte años de investigación a la vanguardia

Toyota FCV

Toyota empezó a investigar en vehículos propulsados por hidrógeno o más comunmente denominados de pila de combustible hace más de 20 años y desde el 2002, contaba con el todocamino Toyota FCVH en Japón y Estados Unidos, mediante el cual fue realizando pruebas y mejorando en un entorno real.

Como ya os contamos en alguna ocasión, los vehículos de pila de combustible generan la electricidad necesaria para moverse gracias a la reacción química entre el hidrógeno (almacenado en depósitos de alta presión) y el oxígeno. Su única emisión es vapor de agua fruto de la reacción entre sus dos combustibles.

El precio de comercialización aproximado que se está barajando cuando se lance en Japón en menos de un año es de siete millones de yenes, lo que al cambio supone unos 50.000 euros. El precio para Europa y Estados Unidos todavía no se ha decidido.

Toyota FCV

En cuanto a las especificaciones, aunque todavía no se conocen los datos exactos, sí os podemos contar que la autonomía es similar a la de un motor de gasolina, pudiendo realizar el repostaje también de una forma similar a la de los combustibles fósiles, en un tiempo aproximado de unos tres minutos, y todo ello con la misma comodidad y prestaciones de los vehículos actuales.

Para terminar, os dejamos con las declaraciones de Karl Schlicht, Vicepresidente Ejecutivo de Toyota Motor Europe:

Estoy muy ilusionado con la llegada de la tecnología de pila de combustible. Por supuesto, quedan muchas cosas por resolver, como la disponibilidad de una infraestructura de repostaje y la información a los clientes. No obstante, nuestra historia con la tecnología híbrida nos da la experiencia que necesitamos para lanzar una nueva tecnología al mercado. En Europa, avanzaremos paso a paso, introduciendo progresivamente el vehículo en determinados mercados. De todas formas, estamos convencidos de que, en el futuro, el hidrógeno irá ganando popularidad como combustible para vehículos.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos