Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Tan difícil es usar bien el carril derecho?

¿Tan difícil es usar bien el carril derecho?
Guardar
21 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Si eres de los que circula diariamente por autovía o autopista, te habrás dado cuenta que por lo general, hay menos tráfico circulando por el carril derecho que el resto.

Un fenómeno que no tiene una explicación clara y que según la DGT se está convirtiendo en un comportamiento habitual.

Una imprudencia que puede provocar no sólo retenciones sino también accidentes.

No, no lo estamos haciendo bien, ni estamos en Inglaterra, aunque en muchas ocasiones circulando por autopistas y autovías lo pudiera parecer.

"El carril del calambre”, así es como llamó la Guardia Civil al carril derecho

¿Cuántas veces hemos ido por la autovía con la intención de adelantar y hemos tenido serias dificultades para realizar esta maniobra? Seguramente, más de una. ¿El motivo? El carril de la izquierda se encontraba ocupado. Incluso el del centro está lleno cuando hay tres, pero el de la derecha sigue completamente vacío.

Este hecho ha ocurrido y sigue ocurriendo, hasta tal punto que la Guardia Civil llegó a llamar el carril derecho como “el del calambre” porque nadie quiere ir por él.

¿Tiene alguna justificación?

La verdad es que no.

Más bien se utiliza por comodidad. Además, el hecho de utilizar el mencionado carril alcanzó la categoría de fenómeno por parte de la Dirección General de Tráfico, que llegó a bautizarlo como el "Síndrome del carril izquierdo”.

"Síndrome del carril izquierdo", un fenómeno recogido por la DGT

Incluso la propia DGT realizó su propia campaña, que generó una gran cantidad de comentarios en las redes sociales. De hecho, el propio canal de Facebook de la DGT se puede leer desde comentarios que felicitan por esta iniciativa, hasta los mensajes de otros conductores que justifican la utilización del carril central e izquierdo, bien por comodidad, o por el mal estado que, en algunas ocasiones, presenta el firme del carril derecho de la vía.

Autovia2

“La gente piensa que el carril derecho es solo para camiones. También por el que va por el carril central, el cual, si yo voy correctamente por mi carril derecho tengo que moverme dos carriles para adelantarlo legalmente", señala uno de los comentarios en Facebook.

Según el Reglamento de Circulación: “Fuera de poblado en las calzadas con más de un carril para su sentido de marcha, se circulará por el carril más situado a la derecha”

¿Qué dice la normativa?

El reglamento de circulación de vehículos es muy claro al respecto. Fuera de poblado, en las calzadas con más de un carril reservado para su sentido de marcha, se circulará normalmente por el situado más a su derecha, si bien se podrá utilizar el resto de los de dicho sentido cuando las circunstancias del tráfico o de la vía así lo aconsejen, a condición de que no entorpezca la marcha de otro vehículo que le siga.

Esto se traduce en que podemos utilizar el carril de nuestra izquierda para adelantar o para facilitar la entrada de otros vehículos que quieran incorporarse a nuestra derecha, siempre y cuando no causemos molestias al resto de los usuarios.

Autovia1

¿Qué ocurre si no lo hacemos?

En el caso de que circulemos por un carril distinto del situado más a la derecha y entorpezcamos la circulación de cualquier vehículo que nos siga con la intención de adelantarnos, estaremos incurriendo en una sanción grave, según el artículo 65.4 c) de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que lleva aparejada la multa de 200 euros.

¡Ojo a las infracciones!

El uso del carril izquierdo aparte de provocar molestias, también puede hacer que cometamos infracciones. Una de las más comunes es cuando un vehículo circula por el carril izquierdo y en paralelo, tiene a otro circulando por el central. En el caso de que llegue un tercer vehículo que quiera adelantarles, no le quedará más remedio que utilizar el carril derecho, que en teoría es el que se debe emplear de manera habitual para circular.

En este caso, lo correcto sería esperar para poder utilizar correctamente el carril de la izquierda, que es el de los adelantamientos.

Toda vez realizado el adelantamiento es necesario volver a situarnos en el carril de la derecha, para no entorpecer al resto de usuarios que pretenden también adelantar. De esta manera, evitaremos retenciones esporádicas que a veces se crean ante posibles frenazos, así como alcances en cadena, que se producen cuando circulamos por el carril izquierdo.

El Síndrome del carril izquierdo es una práctica habitual que lleva aparejada retenciones, frenazos y alcances

Para evitar este tipo de colisiones existen en el mercado ayudas a la conducción como las que incorpora Toyota a través del paquete Safety Sense, entre las que se incluye un avisador de precolisión, que a velocidad comprendidas entre 10 y 80 km/h es capaz de identificar a los vehículos que se encuentren circulando delante nuestro y si detecta que es posible una colisión se activa. En este caso mediante un aviso acústico y frontal.

Los actuales sistemas de seguridad protegen contra los cambios involuntarios de carril para que conductores y pasajeros se sientan más seguros

Si el conductor reacciona a tiempo y pisa el pedal, el sistema ofrece una fuerza de frenado adicional acortando la distancia de frenado.

Si por el contrario el conductor se encuentra distraído, no actuando sobre los frenos, el sistema acciona los frenos de manera automática, llegando a detener completamente el vehículo.

Cambio Involuntario De Carril

El paquete Toyota Safety Sense también incorpora un control involuntario de carril ‘Lane Departure Alert’ (LDA), que se sirve de una cámara para detectar marcas blancas o amarillas en el carril y avisar al conductor con una alerta sonora y visual cuando se salga del carril.

El Síndrome del carril izquierdo

Según los datos que maneja la DGT, el porcentaje de conductores que utilizan mal el carril izquierdo en vías rápidas de doble carril llega a ser del 60 por ciento en las vías rápidas de doble carril.

Esta mala práctica que Tráfico califica como el “Síndrome del carril izquierdo”, como decíamos al principio del artículo, provoca retenciones, colisiones por alcance y frenazos.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos