Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Smart City, el concepto de ciudad futurista que ya está aquí

Smart City, el concepto de ciudad futurista que ya está aquí
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Las claves para las ciudades del futuro deben pasar por la sostenibilidad. Sin ese requisito, el futuro será bastante poco agradable en cuanto a los recursos disponibles, la habitabilidad de las diferentes urbes, y no solo eso: si no se sientan las bases de una sostenibilidad realista y sólida, la cosa irá a peor. Esa es la característica destacada de una Smart City, mantener infraestructuras benévolas con el medio ambiente maximizando todas las variables que hacen la vida cómoda y agradable a sus habitantes.

Si nacisteis en los años 80 estaréis conmigo en que llevamos unos 30 años diciendo que el futuro será malo si no hacemos nada para impedirlo. Cuando éramos pequeños, el petróleo se iba a terminar en 50 años, y ayer se dijo que habría petróleo para unos 53 años, lo cual es ciertamente sorprendente si lo vemos con los ojos de los inocentes y mencionados años 80. Sea como sea, la realidad es que cada vez somos más cantidad de humanos en la Tierra, que los recursos escasean y se agotan (algunos), pero al menos somos capaces de desarrollar tecnología que nos permita ser más cuidadosos con el medio ambiente.

¿Qué es una Smart City?

El concepto Smart City es un término genial del marketing, que vende muy bien y que en el fondo es más complejo y rico de lo que puede parecer. Digo esto porque una ciudad no es Smart City por tener puntos de recarga para coches eléctricos o híbridos enchufables. Lo es si además dispone de una serie de "infraestructuras eficientes y durables de agua, electricidad, telecomunicaciones, gas, transportes, servicios de urgencia y seguridad, equipamientos públicos, edificaciones inteligentes de oficinas y de residencias" y un largo y sostenible etcétera.

Grenoble Smart City Toyota i-Road

Una ciudad inteligente es la que permite gestionar todos los recursos y procesar todos los desperdicios de forma limpia y eficiente, y que además optimiza y cuida una cantidad enorme de sectores, como se detalla en esta acertada frase recogida de la Wikipedia:

En efecto, una ciudad o un territorio que se considere inteligente se manifiesta fundamentalmente por su carácter multidimensional y multifacético, en términos de actores, en cuanto a dominios clave (transportes, energía, educación, salud, residuos, vigilancia, economía…), y en desarrollo y utilización de tecnologías.

La ciudad inteligente es el futuro, y solo mediante las reformas adecuadas podremos aproximar nuestras propias ciudades al ideal de este concepto. Todo pasa por estar concienciados de la necesidad de asegurar una construcción sostenible, una planificación urbana eficiente, tener unas leyes que favorezcan estos desarrollos y fomentar cualquier iniciativa realista para hacer posible la realidad de la movilidad urbana sostenible, por poner un ejemplo que casa con nuestro interés particular.

Grenoble como ejemplo de smart city en el terreno de la movilidad urbana sostenible

En el sentido de lo que comentamos más arriba, de que la teoría es muy inspiradora y bonita, además de interesante, las acciones reales que tienen implantación física y que servirán para mejorar en alguno de los aspectos de las complejas smart city son las que de verdad importan. Tenemos otros ejemplos aparte del que vamos a comentar ahora, como todo lo referente a los Sistemas de Transporte Inteligentes, pero el caso de Grenoble, del que ya hablamos como proyecto hace más de un año, es el más interesante hoy en día.

Grenoble Smart City Toyota i-Road

En octubre de este año 2014, 70 vehículos ultracompactos Toyota i-Road y Toyota COMS, serán cedidos a la ciudad de Grenoble, en Francia, para llevar a cabo el proyecto "Cité lib by Ha:Mo". Además, alrededor de 30 estaciones de carga desarrolladas y gestionadas por Sodetrel estarán presentes durante un periodo de tres años. Se supone que este proyecto es piloto, pero que seguirá en el futuro de forma más autónoma. Este proyecto es posible gracias a una alianza exclusiva entre Grenoble y el Área Metropolitana de Grenoble-Alpes, la compañía energética francesa EDF, Toyota y Cité lib, un operador local de vehículos compartidos.

Podemos decir que este es un sistema de vehículo compartido "institucionalizado". La diferencia entre el sistema normal, digamos, y este proyecto, es que se conecta el sistema de transporte público con el servicio del coche compartido para encontrar la combinación de transportes óptima dependiendo de la hora que sea. Así se pretende estimular la interconexión entre los distintos modos de transporte público (tranvía, autobús, tren) y los vehículos compactos y eléctricos que estarán a disposición de los ciudadanos.

Con esto se conseguiría, en teoría, unir lo mejor de ambos mundos: la versatilidad, bondad medioambiental y puntualidad del sistema de transporte público con la flexibilidad del coche como medio de desplazamiento. Sin embargo en la ecuación nos ahorramos nuestro coche particular, que se queda en casa, ahorramos tiempo (en el caso particular de Grenoble, ojo), y dejamos de emitir cuantiosas cantidades de CO2 y otros gases contaminantes.

Grenoble Smart City
Cómo funciona Cité lib by Ha:Mo. Pincha para más información.
La idea básica es que quienes se desplacen por el área metropolitana puedan recorrer en coche los primeros o últimos kilómetros de su viaje, lo que les ofrecerá más flexibilidad y les permitirá ahorrar tiempo, además de reducir la congestión de tráfico y mejorar la calidad del aire en los centros urbanos.

Esta es una de las múltiples patas sobre la que se sostiene una Smart City. La movilidad urbana es importante, pero no lo único, pues todas las infraestructuras deben remar en la misma dirección, y lo mismo para con las diferentes políticas aplicables a cada sector (reciclaje, aprovechamiento de los recursos, gestión de las zonas verdes,... enumerarlo todo sería totalmente inabarcable en este espacio). En este sentido, punto para Grenoble y asociados por la iniciativa, y a ver si conseguimos ver pronto una ciudad inteligente genuina y al 85%, pues el 100% creo que es algo bastante utópico en los próximos 75 a 100 años.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos