Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Siete carreteras europeas para disfrutar de la conducción este verano

Siete carreteras europeas para disfrutar de la conducción este verano
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Ola de calor tras ola de calor. El verano no da respiro y en toda Europa se alcanzan temperaturas inhóspitas, sobre todo para los habitantes del norte, menos acostumbrados a que arda el asfalto. En España nos hemos acostumbrado a soportar temperaturas más propias de un desierto, intentando lidiar con ellas de la mejor manera posible: agua, sombra y baños. Sabiendo que los días de calor son mucho más duros en nuestra península, este año te queremos proponer siete destinos para tu próxima escapada europea.

Cruzar los Pirineos ya en coche no es una opción realista para buena parte de los españoles, pero el alquiler de vehículos en los principales puntos del viejo contenido es bastante asequible y puede llegar a tener un coste irrisorio si, además, compartimos nuestro viaje. Con ello en mente, colocamos el mapa sobre la mesa y apuntamos a aquellos lugares en los no sólo podamos disfrutar de la conducción sino que además tengamos la ocasión de darnos un baño y combatir las altas temperaturas.

Großglockner, Austria

Strasse 01

Großglockner es quizás la carretera más popular y querida de los aficionados del motor en el centro y este de Europa. Recibe el nombre del pico de 3.798 metros en el que se encuentra, el segundo más alto de los Alpes, y se encuentra en la frontera entre las regiones austriacas de Carintia y Tirol. Algunos de los aeropuertos más cercanos son el de Innsbruck, el de Munich y Salzburgo, tres ciudades que además ofrecen grandes posibilidades hoteleras y de alquiler de vehículos, así como una oferta de entretenimiento más que suficiente para unas buenas vacaciones.

Quizás la mejor opción sea el aeropuerto de Salzburgo, aunque por desgracia los vuelos a esta parte del país alpino no son precisamente low-cost. Desde el centro de Salzburgo, nos llevará algo más de dos horas visualizar el monumental pico de Großglockner. Deberás tener en cuenta que para utilizar las autopistas austriacas es necesario portar una viñeta en nuestro parabrisas a modo de peaje. El coste de la viñeta de diez días es de menos de diez euros para turismos aunque, cabe destacar, que para acceder a las zonas más espectaculares de la carretera de Glockner, habrá que rascarse otra vez el bolsillo (15 euros aproximadamente). A cambio, te encontrarás con un paisaje sobrecogedor y unas carreteras cuidadas al máximo.

Slider 2014 08 17 Elschnigslalom 2737

Para hacerte una idea del nivel de cuidado, existen operarios con camiones regadera para refrescar el asfalto de las carreteras y así evitar socavones, grietas y roturas en la vía por temperaturas inusualmente altas. Y si la altitud no es suficiente para combatir el calor, siempre puedes acercarte al Zollersee o al espectacular Wörthersee y agua color esmeralda.

Lindau y Lago Constanza, Alemania

Hafneinfahrt Nacht Hari Pulko 1900x1200

El Lago de Constanza en las fronteras de Austria, Suiza y Alemania es otro de los mejores lugares para perderse este verano. El relieve alpino regala kilómetros y kilómetros de curvas con 536 km2 de agua cristalina como fondo. Además, a orillas del lago encontraréis multitud de pequeños pueblos medievales conservados a la perfección y que son capaces de abstraerte por completo del estrés del trabajo, la ciudad y los atascos. La joya de la corona debe ser Lindau, con parte de su centro histórico localizado en un islote aprovechado al máximo.

Desde el aeropuerto de Munich, donde además podemos recoger nuestro coche, no llevará ni dos horas llegar a Lindau. Además, en Alemania podremos utilizar sus famosas Autobahnen sin peaje alguno, aunque existen movimientos políticos en regiones como Baviera que ya han conseguido instaurar un peaje para camiones.

Información sobre plazas hoteleras, apartamentos y casas en alquiler, mapas y todo lo que podéis necesitar lo encontraréis en la página oficial de turismo de Lindau.

Trieste, Italia - Zadar, Croacia

Y viceversa. Tomemos esta carretera en lugar de otras opciones del Mediterráneo para variar un poco. Situada en la frontera con Eslovenia, Trieste es una ciudad de tamaño medio con un casco antiguo bien conservado y aun por explotar. Tanto es así que costará escuchar algo que no sea italiano en sus calles y los precios se encuentran aun entre lo más asequible del Adriático. De hecho, cuenta con un aeropuerto internacional utilizado por compañías de bajo coste para llevar pasajeros a ciudades como Udine o Venecia o resorts turísticos como Grado. No os arrepentiréis si decidís quedaros en Trieste, cruzar el pequeño territorio de Eslovenia (con peaje) y poner rumbo a Zadar, Croacia.

En este sentido da prácticamente igual vuestro destino, pues lo importante es rodar por la costa de la península de Istria, uno de los grandes valores de Croacia. Aquí habrá que prestar sólo atención para no caer en los típicos locales para turistas en los que los precios superan a los vistos en capitales europeas.

No tengas miedo a utilizar las "aburridas" autopistas A9 o A8, permiten una conducción rápida y segura, además de disfrutar de bellísimos paisajes. Si puedes alargar la escapada, intenta llegar hasta Dubrovnik, lo que conformaría una ruta para tres o cuatro días.

Florencia - Bolonia, Italia

Aquí te encontrarás con multitud de moteros del norte de Italia cada fin de semana, es por ello que tenemos que recomendar que intentes emplazar tus vacaciones de lunes a viernes para una conducción más tranquila. Aunque uniendo Florencia con Bolonia, tenemos disponible una rápida autopista, la mejor opción para disfrutar de la conducción es pasar por el Passo della Futa y Raticosa, una zona de curvas en los Apeninos que respira pasión por el motor (no muy lejos, se encuentra el circuito de Mugello, la fábrica de Ducati etc…). La SR 65 divide además dos regiones de indudable belleza como Toscana y Emilia Romagna.

Transfagarasan, Rumanía

La incluimos como homenaje a la gente de Top Gear, quienes años atrás la seleccionaron como la mejor carretera de curvas del mundo (junto a Lonely Planet). Está situada en el corazón de los Cárpatos y debe su origen a necesidades militares durante el gobierno de Nicolae Ceauşescu. Desde que saliera en Top Gear mostrándola a medio mundo, la calidad y oferta de hoteles ha mejorado sustancialmente y los viajeros parecen bastante contentos con el resultado. Son algo más de 160 km para conectar Sibiu y Pitesti, una ciudad a poco más de 100 km de la capital, Bucarest.

Tenemos que insistir en una conducción preventiva, pues el pavimento y el estado de algunas zonas deja bastante que desear en comparación a la media europea (no hablemos ya si lo comparamos con las grandes arterias de Alemania, Austria o Suiza).

Costa del Golfo de Bothnian, Finlandia

Mek Lappeenranta 24 45842

En esta ocasión, no vamos a insistir en visitar los tremendos y famosos fiordos noruegos, sino que apuntaremos algo más lejos: el golfo de Bothnian en Finlandia. Comenzando desde Rauma, al sur, para conducir hasta Oulu, cerca de la frontera con Suecia. Entre medias te toparas con zonas declaradas Patrimonio de la Humanidad (como la propia Rauma), kilométricas playas de como la de Yyteri en Pori, antiguas minas de acero y bosques de cuento. En la página oficial de Finlandia para la promoción del turismo, tenemos disponible toda la información necesaria y, además, una buena selección de fotografías y relatos para terminar de convencerte.

Touring Aland 1600x900

Trebisonda - Şavşat, Turquía

Y para acabar, una de las carreteras seleccionadas por The Guardian como uno de los mejores destinos para moteros en Europa. Y allí donde hay moteros, hay curvas. Nos encontramos en Şavşat (Turquía), una ciudad en la frontera con Georgia, para poner rumbo a Trebisonda (o Trabzon), en la costa del Mar Negro. No muy lejos se encuentra la ciudad de los juegos olímpicos de invierno, Sochi. Un rápido vistazo a las fotos geolocalizadas en Google nos chivan el tipo de paisaje que estamos a punto de ver. A Trabzon se puede llegar en avión, pero sólo desde grandes ciudades turcas como Istanbul o Ankara, a casi 800 km de distancia.

En resumen, 300 km en los que experimentar playa y montaña en una región exótica y diferente aún por explorar y es quizás nuestra propuesta más aventurera.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos