Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Los futuros neumáticos ecológicos reducirán el consumo y la contaminación

Los futuros neumáticos ecológicos reducirán el consumo y la contaminación
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Todos los fabricantes que trabajan en torno a la industria de la automoción buscan lograr una movilidad sostenible con la reducción de emisiones contaminantes. Para ello desarrollan neumáticos con sustancias naturales, diseñados para gastar menos combustible y que a la vez, sean más respetuosos con el medio ambiente.

En esa búsqueda de una alternativa ecológica a los neumáticos convencionales, los fabricantes del sector buscan, cada vez más, reducir la dependencia del petróleo en su elaboración y de paso, sumarse a las preferencias de los consumidores por productos más respetuosos con el medio ambiente.

Una rueda de un turismo de entre 6 y 10 kilos de peso requiere entre 25 y 30 litros de petróleo para su fabricación

El neumático es un producto de alta tecnología que requiere para su fabricación más de 200 componentes diferentes, de origen vegetal, metales o productos petroleros, según señala el grupo Michelin.

¿Cuánto contamina un neumático?

Esta sería la gran pregunta, pues está claro que la fabricación de un neumático tiene un impacto ambiental considerable. De hecho, una “rueda de un turismo de entre 6 y 10 kilos de peso requiere entre 25 y 30 litros de petróleo para su fabricación”, según nos cuenta José Luis Rodríguez, director del Consorcio Nacional de Industriales del Caucho. Aunque, claro esto no es tanto, si lo compramos con el combustible que le echamos al depósito del automóvil cada vez que nos toca repostar.

El neumático es el responsable entre el 20 y el 30 por ciento del consumo de carburante hasta que alcanza la temperatura óptima para lograr una buena adherencia

El neumático también sufre un desgaste, que causa una peculiar forma de contaminación. Según indica un análisis del ciclo de vida llevado a cabo por Continental, en los 50.000 kilómetros, que se considera que duran unos neumáticos, se va perdiendo casi un kilo de rueda por las carreteras, lo que supone unos 20 miligramos por kilómetro, principalmente de caucho, carbón y aceites minerales.

Martínez también nos aclara que “el neumático es el responsable entre un 20 y 30 por ciento del consumo de carburante hasta que alcanza la temperatura óptima para lograr una buena adherencia”. En cada giro, la rueda se aplasta contra el asfalto, deformándose y calentándose, produciendo este consumo de energía en forma de calor. Un fenómeno denominado histéresis y que es el responsable de la resistencia a la rodadura del neumático, de tal manera, que a menor resistencia, el vehículo precisará menos energía para moverse y por lo tanto, consumirá menos.

Diente De Leon Ruso Planta de la que se extrae el Diente de León

Un neumático más sostenible y eficiente gracias al Diente de León

En la actualidad, los neumáticos tradicionales de coches son fabricados con caucho natural, un material proveniente de grandes plantaciones que se dan en áreas de Brasil, China, México y Vietnam, debido a que requieren de condiciones específicas para desarrollarse.

Sin embargo, dicho material presenta un problema y es que no es un compuesto muy sostenible que digamos, ya que debido a que los cultivos se localizan lejos de las fábricas, representa un alto coste económico y ambiental, como es transportar este material hasta las factorías para comenzar su proceso de producción.

Para resolver este problema que afecta a la industria del neumático, Continental ofrece una interesante solución y en colaboración con el Instituto Fraunhofer ha encontrado una manera más económica y respetuosa con el medio ambiente con la que reducir la alta demanda de caucho natural.

Los neumáticos fabricados con Diente de León contarán con una gama de baja resistencia a la rodadura, para ser montada en vehículos híbridos
Continental Taraxagum o con Diente de León Continental Taraxagum o con Diente de León

El menor coste de su producción podría repercutir en un precio más bajo

La solución pasa por utilizar Diente de León, que comercialmente se denomina Taraxagum, un material similar al caucho, proveniente de la planta de Diente de León Ruso. Dicho material puede crecer en climas muy variados, a diferencia del caucho, que solo crece en climas subtropicales. Esta ventaja le permitiría ampliar el número de plantaciones y acercarlas a las fábricas de neumáticos, lo que repercutiría en una reducción de los costes logísticos.

Con la confirmación de los primeros cultivos de Diente de León se reducirá significativamente el coste de fabricación de un neumático, además de las emisiones en su producción.

Toyota Auris Hybrid Touring Sports y Toyota Auris Hybrid Toyota Auris Hybrid Touring Sports y Toyota Auris Hybrid

El siguiente paso será reducir las emisiones producidas por el uso del neumático y por ello, los fabricantes están trabajando de manera muy activa en disminuir la resistencia a la rodadura. Esto no solo repercutiría en las emisiones, sino también en el consumo del coche, que podría verse reducido. Probablemente, este tipo de neumáticos contará con una gama de baja resistencia a la rodadura, como los que trae de serie el Toyota Prius o el nuevo Auris hybrid, que son los responsables del consumo global y emisiones de los vehículos híbridos del fabricante nipón.

Como vemos, el coeficiente de resistencia a la rodadura es proporcional al consumo de carburante por lo que un neumático con clasificación A, o lo que es lo mismo de menor resistencia a la rodadura tiene una diferencia en el consumo respecto a otro de clasificación G, de mayor resistencia la rodadura, de 0,5 litros/100 km. Esto podría suponer un ahorro en torno a 250 litros, si su vida útil fuera de 50.000 kilómetros.

A partir de 2021 se producirá en serie

Continental ya ha producido en edición limitada el primer neumático con Taraxagum. Se trata de un prototipo el WinterContact TS 850 P, un neumático de invierno cuya producción en serie está prevista para dentro de cinco años, en torno a 2021. El fabricante germano afirma que las prestaciones son mejores que las de los neumáticos fabricados con caucho natural.

De hecho y según comentan desde Continental, los primeros neumáticos de caucho de Diente de león se están probando en la pista de pruebas del Contidrom, que el fabricante germano tiene cerca de Hannover (Alemania).

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos