Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Las mejores carreteras de Europa para la escapada de agosto

Las mejores carreteras de Europa para la escapada de agosto
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Llega agosto, la última gran oleada de altas temperaturas antes de que, en septiembre, se enfríe el ambiente o haya que preparar la vuelta al cole. La predicción del tiempo cuenta que durante las próximas semanas la temperatura máxima pasará de largo, y a menudo, de los 30 grados en el centro, sur y levante de la península. Si te apetece escapar de la pegada del sol, uno de los mejores planes que puedes organizar con tu coche como protagonista es una breve escapada cruzando los Pirineos.

Tras pasar la barrera geográfica que nos separa de nuestros vecinos galos, nos enfrentamos a un escenario distinto. Un escenario enorme en el que hay miles de lugares por descubrir. Hoy queremos facilitarte la tarea y ofrecerte algunos destinos pensados no para el turista clásico, sino para el turista del motor. Basándonos en la calidad de las carreteras, sus características y la facilidad de acceso, aquí van el podio de los mejores destinos para esa corta huída de la rutina por el viejo continente.

Ginebra - Turín: alpes suizos, franceses e italianos

alpes-fr.png

Nuestra primera ruta tiene como objetivo visitar las carreteras alpinas atravesando tres países; Francia, Suiza e Italia. Grosso modo, conectaremos la millonaria ciudad de Ginebra con la bella Turín. Intentaremos evitar las vías principales tanto como nos deje el relieve tomando un desvío hacia Col de Saisies, un lugar elegido por moteros y cientos de ciclistas amateurs y profesionales.

En lo más alto llegaremos a los 1.700 metros de altitud, pero lo más importante es el camino hasta la cumbre. Tras esto, pondremos rumbo a Italia atravesando el parque nacional de Vanoise, el primer parque nacional francés. En total no habremos circulado más de 500 km pero recomendamos encarecidamente alargar la jornada (imposible no repetir algún tramo) y hacer noche en alguna casa rural. Los precios por la zona no acompañan, pero con antelación siempre se encuentran buenas ofertas.

Venecia - Dubrovnik: costa del Adriático

croacia.jpg

Pongamos Venecia como un simple punto de salida para nuestra ruta low-cost. En principio, una ciudad tan turística como esta en la que un café cuesta lo mismo que cenar en España, no parece que se ajuste a los estándares del concepto "low-cost". Cierto. Pero la idea es salir desde Venecia, sin pasar demasiado tiempo en ella. Si conducimos hacia el este nos encontraremos muy pronto con la frontera de Eslovenia y, pocos después hacia el sur, estaremos ya en territorio croata. Es aquí donde el precio cae y nos podremos permitir pasar varios días sin que nos duela el bolsillo. De hecho, aún es destino de vacaciones para miles de europeos del este.

adriatico.png

La costa del Adriático no tiene nada que envidiar a nuestro levante, con la diferencia de que no llevan tres o cuatro décadas explotando su turismo. Conducir frente a las numerosas islas croatas es un placer que hay que vivir una vez en la vida. Al final del camino, Dubrovnik, un enclave obligatorio para cualquier viajero. El precio de la habitación doble en la ciudad comienzan en los 42 euros y suben hasta lo que queramos imaginar.

dubrovnik.jpg

La carretera del Atlántico en Noruega

Y aquí, un clásico. Este tramo de poco más de ocho kilómetros de la nacional 64 en Noruega, aparece siempre en cualquier listado. No es de extrañar, conecta, a través de numerosos puentes, casi dos decenas de islas del archipiélago para crear una conexión directa entre Averøy y la península de Romsdalshalvøya. La ruta fue planteada en principio como una vía para ferrocarriles a principios del siglo pasado y el trazado de asfalto no estuvo listo hasta 1989. Se ha llevado el reconocimiento como el mejor viaje en carretera que se puede realizar, además de haber sido declarada como la construcción noruega del siglo.

Hasta 1999 fue una carretera con peaje con la intención de amortizar la inversión de 122 millones de coronas noruegas, pero una vez recuperada gracias al tráfico local y al aumento del turismo en la zona, los peajes fueron retirados. Es, quizás, uno de los sitios más mágicos por los que conducir en todo el planeta. Aprovecha este verano pues, debido al particular clima noruego, durante las tormentas es también una de las carreteras más peligrosas que podamos encontrar.

Se encuentra a más de 500 km de Oslo, pero en Kristiansund, una isla cercana a la carretera, tenemos disponible un pequeño aeropuerto en el que aterrizar en menos de una hora desde la capital. También hay una larga ruta de autobús. Desde allí, tendremos acceso directo a esta ruta 64. Otra posibilidad, si tenemos tiempo y dinero, es ir bordeando la costa al superar la altura de Bergen.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos