Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

La ruta en coche más peligrosa del mundo está en Bolivia y no es para todos los públicos

La ruta en coche más peligrosa del mundo está en Bolivia y no es para todos los públicos
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Seguro que muchos de vosotros conocéis carreteras con un alto índice de peligrosidad, aunque hay algunas que dan pavor. Éste es el caso del Camino a Los Yungas, un trazado que en sus 80 kilómetros se ha llegado a cobrar la vida de 300 personas al año.

Conocida como “Carretera de la Muerte", su nombre ya lo dice todo. No en vano, en esta estrechísima vía, repleta de curvas, que une La Paz, capital de Bolivia, con Coroico, en la región de Los Yungas, hay un promedio de 209 accidentes y 96 fallecimientos al año, según el Organismo Operativo del Tránsito de La Paz.

En 1995, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) bautizó el Camino a Los Yungas como el camino más peligroso del mundo.

Sobrecogedores accidentes

En 2012, un autobús se precipitó al vacío, muriendo el chófer, que obligó a los pasajeros a abandonar el vehículo

El peor accidente sufrido en la “Carretera de la Muerte” ocurrió el 24 de junio de 1983, cuando un autobús cayó a unos 300 metros. Un sinestro en el que murieron más de 100 personas.

En 2012, otro autobús también se precipita al vacío, muriendo el chófer en tal fatal accidente. Los pasajeros que se salvaron, tras bajar del vehículo, por orden del conductor, se quedaron boquiabiertos y sin dejar de grabar con sus móviles vieron como el autobús desaparecía en el abismo. Para colmo, alguno se quejaba de haberse dejado sus pertenencias.

En el vídeo que traemos a este post, se muestra la crónica de esta muerte anunciada.

El origen de la Carretera de la Muerte

Esta mortal carretera nace de la necesidad de conectar La Paz con Los Yungas, una zona situada al noreste de la capital en los Andes Centrales. De esta manera, se abrió un sendero en esta región, predominada por densos ecosistemas de selva y bosques de montaña y que cuenta con un clima muy lluvioso y nieblas frecuentes.

El camino de Los Yungas presenta un desnivel de 3.500 metros, en apenas 80 kilómetros de recorrido

El citado sendero fue construido en la década de 1930 con mano de obra esclava, de prisioneros paraguayos durante la Guerra del Chaco, también llamada “Infierno Verde”. Este fue uno de los conflictos armados más sangrientos de Sudamérica, librado entre Paraguay y Bolivia, desde el 9 de septiembre de 1932 hasta el 12 de junio de 1935, por el control de una territorio conocido como Chaco Boreal. Una región limítrofe desolada, que se rumoreaba que contenía grandes reservas de petróleo.

La carretera es una de las pocas rutas que conectan la selva amazónica del norte del país con la urbe paceña.

El camino a Los Yungas comienza en La Paz, a unos 4.700 metros de altitud y termina en el pueblo de Yolosa, a 1.200 metros sobre el nivel del mar, presentando un desnivel de 3.500 metros en apenas 80 kilómetros de recorrido.

Carretera de la Muerte

¿Qué particularidades tiene?

Esta tortuosa calzada, de un solo carril, que atraviesa la montaña andina a 4.560 metros, llega a tener en algunas zonas 3 metros de anchura en su trazado, que se asoma directamente a barrancos carentes de protección. Y por sí fuera poco, también circulan camiones por la misma.

La niebla y la lluvia son frecuentes en esta sinuosa calzada a cuyo lado se asoman precipicios de hasta 800 metros de altura en caída libre, curvas retorcidas y cataratas como “El Velo de la Novia”, cuyo agua cae sobre el piso de tierra embarrando, dando una mayor peligrosidad al camino.

Durante décadas, el camino tuvo sus propias reglas. La más importante era manejar sobre el lado izquierdo. Gracias a esto, los conductores que descendían podían mirar por las ventanillas de su auto cómo de cerca estaban las ruedas del abismo.

El peligro que supone hacer esta ruta, la convirtió en un destino turístico popular en la década de los 90

La ley indica que el conductor que conduce subiendo la cuesta —en dirección a La Paz— tiene prioridad sobre el que baja —en dirección a Las Yungas—, por lo que el vehículo que desciende es el que debe detenerse para poder darle paso.

El peligro que supone esta ruta la convritió en un destino popular a partir de la década de los 90. En particular, los aficionados de la mountain bike la utilizan por los descensos pronunciados y la belleza de los paisajes

En 2007 fue inaugurada una carrera asfaltada que conectaba La Paz y la región de Los Yungas, lo que desvió casi todo el tráfico convirtiendo al Camino de la Muerte prácticamente en un sendero para ciclistas, aunque uno al fin y al cabo lleno de recuerdos macabros.

En un precipicio se encuentra una placa que reza “Mártires de la Democracia”, en honor a cinco líderes de la oposición que fueron arrojados al vacío en 1944 por sicarios de la dictadura militar. También se encuentra la callaba, en la que según señalan guías locales, vivió el torturador nazi, Klaus Barbie, más conocido como le carnicero de Lyon.

Carretera de la Muerte

La importancia de la tracción total

Ante este tipo de situaciones en las que se nos presenta un sinuoso y estrecho camino de tierra, que debido a la lluvia se ha convertido en un barrizal, es cuando elementos como la tracción total 4x4 y los controles de tracción y de estabilidad, cobran especial relevancia para salir airosos de tal complicada situación.

De hecho, a velocidades bajas, ya que la orografía del terreno así lo requiere, la tracción total, presente en modelos de Toyota, caso del RAV4, Land Cruiser o Hilux, nos ayudaría a subir una pendiente pronunciada o a traccionar sobre suelo deslizante.

Sistemas como el control de tracción ayudan a evitar que la potencia del motor se pierda por las ruedas que no tengan adherencia. Incluso, elementos como el control de descensos (DAC), que frena las ruedas sin que el conductor intervenga en el pedal del freno o el arranque en pendiente, que mantiene sujeto al coche casi dos segundos tras levantar el pie del freno para facilitar el inicio de marcha, ponen ese plus de seguridad, aportando ese grado de eficacia y agilidad, que se requiere ante este tipo de situaciones.

Fotos | Miguel Navaza, The World by Road

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos