Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

La ruta del Cerezo en Flor con la que querrás perderte en el Valle del Jerte

La ruta del Cerezo en Flor con la que querrás perderte en el Valle del Jerte
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Extremadura es uno de los parajes más desconocidos de la geografía nacional a pesar de poseer algunos los paisajes más sobrecogedores de la península. Especialmente interesante es el norte de la provincia de Cáceres, donde podemos contemplar uno de los mayores espectáculos naturales de cada primavera, el Cerezo en Flor en el Valle del Jerte.

En este artículo os proponemos una ruta en carretera por los diferentes pueblos que conforman el valle, durante la cual podrás disfrutar de la blanca estampa que dejan más de un millón y medio de cerezos en flor. ¿Nos acompañas?

El Cerezo en Flor con tu coche

La ruta comienza en Piornal, la localidad con la mayor altitud media de toda Extremadura, estando situada a más de 1.200 metros sobre el nivel del mar. Esta localidad, conocida principalmente por acoger cada enero Jarramplas, servirá de punto de inicio a nuestro recorrido.

Desde la carretera CC-139 disfrutaremos del Cerezo en Flor en todo su esplendor, con varios puntos en los que podremos contemplar gran parte del valle

Antes de abandonar el municipio, es obligatoria una visita a la Iglesia de San Juan, rodeada de bosques de castañas o cerezos que harán que nos vayamos familiarizando con el pintoresco paisaje que nos espera en las próximas horas de ruta.

Desde Piornal tomaremos la carretera CC-139 dirección Barrado. Esta preciosa carretera regional, con un firme en buen estado, nos permitirá disfrutar del Cerezo en Flor en todo su esplendor, con varios puntos desde los que podremos contemplar gran parte del valle. Un auténtico sueño para los amantes de la fotografía.

Garganta De Los Infernos

Ya en Barrado nos dirigiremos hacía Cabrero, la segunda parada importante de nuestro trayecto, tomando la EX-213. En Cabrero podemos hacer un descanso en nuestro recorrido durante el cual podemos aprovechar para degustar la gastronomía local.

Una vez que hayamos recuperado fuerzas, tomaremos la CC-105 hasta Casas del Castañar, uno de los pueblos más emblemático del Valle del Jerte. Aquí podemos aprovechar para dar un paseo por la población, empapándonos de la arquitectura clásica local, donde destaca la Iglesia de San Juan Bautista.

Tampoco podemos dejar de visitar ruinas de los Riscos de Villavieja, el río Jerte a su paso por la localidad y si el tiempo acompaña, darnos un baño en las gargantas naturales que se han formado fruto de la erosión.

La espectacularidad desde la montaña

Nuestro siguiente destino será El Torno, al que llegaremos a través de espectaculares carreteras de montaña que nos brindarán unas vistas de la floración de los cerezos sin igual. Eso si, deberemos ser pacientes ya que el firme en algunos tramos está bastante roto y podemos llevarnos un susto importante en forma de pinchazo si no estamos atentos.

Valle Jerte
Foto de Cotallo-nonocot

Los cerezos que se encuentran a pocos metros de la carretera cubrirán el cielo con sus ramas, formando túneles naturales espectaculares.

Abandonaremos El Torno poniendo dirección a Rebollar, afrontando uno de los mejores tramos de toda la ruta. Transitaremos a través de una carretera de montaña con un calzada realmente estrecha que nos llevará a lo más profundo del bosque de cerezos, brindándonos estampas dignas de la mejor de las postales.

Durante algunos tramos la frondosidad del bosque será tal que los cerezos que se encuentran a pocos metros de la carretera cubrirán el cielo con sus ramas, formando túneles naturales espectaculares.

El fin de la ruta por el Valle del Jerte

Desde Rebollar pondremos rumbo a Valdastillas, el último pueblo de nuestra ruta, aunque todavía nos quedará un tramo más de carretera. Dicho tramo final unirá Valdastillas con el inicio de nuestra ruta, Piornal, que también será el cierre de nuestro periplo por el Valle del Jerte.

Este parte de despedida hará las delicias de los más quemados, con una sucesión interminable de paellas con buena visibilidad que nos permitirán disfrutar al máximo de la conducción. Resulta obligatorio realizar una parada en alguno de los múltiples miradores que encontraremos en estos últimos kilómetros, desde los que podremos contemplar una gran extensión de Valle del Jerte que gracias al Cerezo en Flor lucirá blanco casi en su totalidad.

Valle Jerte
Foto de hhhalberto

Con la llegada a Piornal finaliza esta pequeña ruta que os hemos propuesto por el Valle del Jerte. Aunque la ruta propuesta se puede realizar en tan solo unas horas, es altamente recomendable, si vuestra agenda os lo permite, realizarla a lo largo de un fin de semana.

De esta forma os podréis empapar del ambiente de la zona, sus tradiciones, conocer los diferentes municipios en profundidad y disfrutar de alguna de las múltiples actividades que están programadas durante las semanas que dura la floración de los cerezos.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos