Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

La nueva generación de Crash Dummies, los pasajeros que salvan tu vida

La nueva generación de Crash Dummies, los pasajeros que salvan tu vida
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

¿Cuánto debemos a los Crash Test Dummies? Literalmente les debemos la vida. Durante décadas han sufrido en sus carnes todo tipo de accidentes para que luego, cuando nosotros conducimos un vehículo, en caso de accidente nuestras posibilidades de sobrevivir sean las más altas posibles,

La historia de los Crash Test Dummies se puede decir que es de superación, con generaciones de humanoides cada vez más reales y fieles al cuerpo humano. La última generación en introducirse, el THUMS (Total Human Model for Safety) creado por Toyota ya es capaz de recoger hasta las posibles lesiones internas. Pero conozcamos brevemente un poco de su historia.

Crash Test Dummies: de voluntarios y cadáveres a modelos de simulación

Thums Toyota

Los primeros Crash Test Dummies eran literalmente humanos. Voluntarios y luego cadáveres donados a la ciencia eran introducidos dentro de los vehículos para probar la eficacia (o mejor dicho ineficacia) de los sistemas de seguridad que existían por aquel entonces. Hablamos de los años 20, 30 y 40.

Posteriormente, en 1949 es cuando aparece el primer dummy moderno llamado Sierra Sam. Se trataba de un modelo adaptado por Samuel W. Alderson, su inventor, y que hasta entonces se había usado en las pruebas de los asientos eyectores de los aviones del ejército del aire.

En 1971, General Motors presentó el Hybrid I y luego el Hybrid II (versión femenina del anterior). En 1983 llegaba una nueva evolución, el Hybrid III con muchas mayores posibilidades de medición. El último en entrar en escena es el llamado Thor, que cuenta con sistemas de medición en las articulaciones para poder determinar lesiones en partes tan importantes como los pies, los talones y las rodillas.

El dummy desarrollado por Toyota, el THUMS (Total Human Model for Safety), es la última evolución. Su principal ventaja frente a los anteriores es que reproduce con toda fidelidad tanto la estructura ósea como los órganos internos con el fin de poder medir y determinar cualquier lesión que se produce en los impactos.

Los dummies también caminan

Steve Pedestrian Dummy 001

Pero no pensemos que los Crash Test Dummies se limitan a estar sentados mientras son lanzados a toda velocidad, una y otra vez, contra muros y otros vehículos. También trabajan en el exterior, ayudando a desarrollar los sistemas de precolisión y frenada automática en ciudad que ayudan a prevenir los accidentes y atropellos.

Un ejemplo lo tenemos en otro dummy de Toyota, denominado Steve. El día a día de este buen hombre se reparte en ir a comprar el pan, el periódico, tomar un café, ir al supermercado a hacer las últimas compras... vamos que se pasa todo el día cruzando la carretera de un lado a otro, a veces con prisa, otras más relajado, algunas más atento y también más despistado mientras los vehículos intentan salvar su vida frenando de forma automática en las más diversas situaciones

Para terminar, veamos como es su duro trabajo diario:

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos