Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Hater de las rotondas, esto puede cambiar tu opinión (o no)

Hater de las rotondas, esto puede cambiar tu opinión (o no)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

¿Eres de los que piensas que las rotondas están hechas con los pies, que en lugar de ordenar el tráfico lo paralizan, sobre todo en hora punta?

Está claro que si hay un elemento que más odian los conductores son las glorietas. Aunque la gran pregunta sería ¿se circula de forma correcta por las rotondas? Esta cuestión tan sencilla puede hacerte pararte a reflexionar que no son tan innecesarias como en un principio piensas.

¿Sabías que dos de cada tres conductores no saben circular por las rotondas?

Una de las maniobras más frecuentes en ciudades y carreteras es sin duda la de circular por una glorieta, uno de los elementos viales pensados para lograr una mayor fluidez del tráfico.

2 de cada 3 conductores desconocen quién tiene prioridad a la hora de incorporarse a una rotonda

Sin embargo, también cabe señalar que las citadas rotondas han sido un lugar constante de conflicto entre los conductores. ¿El motivo? El desconocimiento sobre quién tiene la prioridad en la incorporación a las rotondas.

Según un estudio del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA, dos de cada tres conductores desconocen quién tiene prioridad a la hora de incorporarse a una rotonda. Precisamente, esta maniobra ocasiona el 54 por ciento de los accidentes registrados el pasado año en una rotonda en España.

Y eso no es todo lo que revela el informe, pues el 80 por ciento de las víctimas mortales en accidentes en glorietas el año pasado, se produjeron en el momento en el que los conductores se disponían a incorporarse a la mismas.

Para colmo el informe pone en evidencia a los conductores, ya que uno de cada tres, no saben que las rotondas únicamente se deben abandonar por el carril exterior Además, dos de cada tres desconocen que las prioridad en estas vías, siempre la tiene el vehículo, que antes se incorpora a ellas.

Otro de los datos reveladores tienen que ver con los ciclistas, ya que cuando forman grupo, deben considerarse como un solo vehículo, algo que desconoce el 40 por ciento de los conductores.

Las glorietas, uno de los tramos más seguros

Más del 90 por ciento de los accidentes produjeron en las rotondas fueron provocados por turismos, mientras que las motos solo sufrieron un 5 por ciento

A pesar de las demoledoras estadísticas que ofrece el citado informe, el estudio desvela también que las rotondas son uno de los tramos de vía más seguros, tanto que a lo largo del pasado año, sólo se produjeron en ellas un 5 por ciento del total de los accidentes.

De ese porcentaje de accidentes producidos en rotondas, más del 90 por ciento de los siniestros producidos en glorietas estuvieron protagonizados por turismos, mientras que las motos solo sufrieron un 5 por ciento de los accidentes.

Así es como se circula en una rotonda

Aprende a circular por la glorietas

¿Cómo se circula por la rotonda?, ¿quién tiene preferencia?, ¿por qué carril hay que abandonarla? Son algunas cuestiones que nos invaden.

Incluso, como recuerda Centro Zaragoza, un instituto de investigación sobre vehículos, no son pocos los usuarios que encuentran confusa su utilización. Principalmente, por la ausencia de una regulación específica en la normativa de tráfico sobre la circulación en las glorietas.

A falta de esa regulación a la que hacemos referencia hay tres principios básicos que dan una clara respuesta a las cuestiones plateadas.

  • El primero, quien va a entrar en una rotonda es el primero que debe ceder el paso a los vehículos que se encuentran dentro de ella.
  • Segundo, que una vez dentro, el vehículo que circula por el carril derecho es el que tiene preferencia, al igual que cualquier otra vía.
  • Y tercero, que para abandonar la glorieta hay que situarse previamente en el carril derecho porque es el exterior, por el que debemos salirnos de la intersección.

¿Cuántas clases de glorieta hay?

Hay un nuevo tipo de rotonda: la turbo, que aunque continúa siendo minoritaria, reduce más el tiempo de espera y agiliza el tráfico

Según un informe de gestión técnica del tráfico, en su temario de puestos de promoción interna, existen tres tipos de glorieta: normal, miniglorieta y doble. El resto, como la glorieta con semáforos, la intersección anular o la glorieta a distinto nivel, no dejan de ser variantes de estos tipos básicos.

Al citado informe ahora se añade un cuarto tipo de rotondas, denominadas turbo rotondas, que aunque continúan siendo minoritarias, su estructura de funcionamiento reduce el tiempo de espera de las anteriores, agilizando de esta manera el tráfico.

Glorieta normal de uso múltiple

La glorieta normal

Esto viene a ser una rotonda con una isleta central, dotada de bordillos, de 4 metros o más de diámetro, y que cuenta con entradas abocinadas, que permiten una múltiple entrada de vehículos. Suelen contar con tres o cuatro tramos.

Ventajas:

  • Su mayor número de tramos permiten una mayor fluidez del tráfico.

  • Las dotadas de tres tramos funcionan mejor que las intersecciones reguladas por semáforos, siempre y cuando la circulación del tráfico se encuentre equilibrada entre los accesos.

Desventajas:

  • Si el número de tramos es mayor que cuatro, puede afectar la comprensión del conductor.
  • A mayor número de tramos mayor diámetro de la glorieta, por lo que las velocidades de circulación en la misma se hacen mayores, siendo más convenientes en este situación las glorietas dobles.
  • En las dotadas de cuatro carriles donde el volumen de tráfico es elevado, la confusión sobre qué vehículo tiene prioridad a la hora de salir de la mismas puede conducir a colisiones.
Miniglorieta

La miniglorieta encaminada a mejorar la intersección urbana

La miniglorieta tiene la característica de ser una isleta circular —a nivel o generalmente abombada— de menos de 4 m de diámetro y suelen contar con entradas abombadas o sin abocinar.

Para que sean eficaces, todos los accesos de la miniglorieta deben tener su velocidad limitada a 50 km/h y prescindir de cualquier tipo de mobiliario a excepción de las señales.

Su isleta central suele ser circular (con un diámetro de 1 a 4 metros) y cuenta con un abombamiento en su central de 15 centímetros.

Ventajas

  • Efectividad para mejorar las intersecciones urbanas existentes con problemas de capacidad y de seguridad.
  • Su abombamiento de la isleta central junto con el contraperalte ayudan a hacerla más identificable para los conductores.

Desventajas

  • La mayor parte de estas glorietas implican giros cerrados que producen severas huellas en los neumáticos.
  • Las miniglorietas con espacio muy restringido hacen inevitable que los vehículos más largos invadan la parte central.
  • Exigen que los conductores estén muy pendientes de la presencia de otros vehículos en ella, además de obligar a reaccionar rápidamente a los mismos cuando se presenta un hueco.
  • Los ciclistas pueden no ser percibidos dentro de la misma, por lo que es más conveniente, en este caso la glorieta con semáforos.
Glorieta doble

Glorieta doble como solución al problema de la capacidad del tráfico

La glorieta doble es una intersección compuesta por dos glorietas normales o miniglorietas, conectadas por un tramo de unión o por una isleta alargada materializadas por un bordillo.

Ventajas

  • Pueden unir dos carreteras paralelas separadas por un obstáculo lineal tal como un río, un ferrocarril o una autopista.

  • En intersecciones de más de cuatro tramos logra una mayor capacidad y un uso más eficiente del espacio.

  • Reduce la intensidad del tráfico respecto a las glorietas normales congestionadas.

Desventajas

  • Debido a su gran tamaño se reduce la capacidad y seguridad de los vehículos en las glorietas entre dos puentes.

Las turbo rotondas, un revolucionario tipo de glorieta

Las turbo rotondas buscan resolver el problema de circulación de las glorietas de cuatro carriles

Con el objetivo de mejorar la capacidad de las glorietas tradicionales y evitar los problemas que surgen en su utilización, lo que limita su capacidad y entorpece su correcto funcionamiento, surgieron las turbo rotondas.

Como hemos visto, las glorietas de cuatro carriles o más suelen encontrarse en intersecciones donde el volumen de tráfico es tan elevado, que supera la capacidad de las glorietas de un solo carril.

En ocasiones, en estas glorietas, la confusión sobre qué vehículo tienen prioridad a la hora de salir de las mismas puede provocar colisiones. El diseño de las turbo rotondas resuelve este problema.

Se presentan como una isleta central, no circular, que canaliza el tráfico desde las entradas y a lo largo de la calzada, según el destino elegido. De esta manera, es el conductor quien decide a qué salida dirigirse antes de acceder a la turbo rotonda.

Estas características glorietas, cuentan con una isleta en espiral con un diámetro aproximado de 50 metros.

Como norma general en todas ellas, al no haber semáforos, los conductores deben ceder el paso a los vehículos que ya se encuentran en la rotonda.

Turbo rotonda

Dos tipos de turbo rotondas

Las turbo rotondas, cuentan, a su vez, con dos tipos de glorietas: las señalizadas o no.

En cuanto a las primeras, es decir las sin señalizar, suelen tener 2 ó 3 carriles por ramal de entrada, mientras que las señalizadas presentan entre 4 y 6 carriles de ramal de entrada.

En ningún caso el ramal de salida excede más de dos carriles.

Ventajas

  • La ausencia de carril exterior evita situaciones conflictivas que desencadenan en colisión en las glorietas normales.
  • Todos sus carriles tienen utilidad, siendo el propio carril el que guía al conductor desde la entrada a la salida previamente seleccionada, reduciendo de esta manera el golpe lateral.
  • Su radio de curvatura reduce la velocidad.
  • Su carril en forma de espiral, como elemento más característico elimina la necesidad de invadir el carril adyacente, aumentando con ello la seguridad vial y la capacidad propia de la rotonda. En pocas palabras, que el conductor, una vez elige el carril de circulación, no podrá cambiarse.
  • La utilización de espirales en lugar de círculos en su diseño evita las colisiones fronto-laterales producidas por la invasión de los carriles adyacentes.

Desventajas

  • Su novedoso diseño con un segundo carril que aparece en mitad de la rotonda hace que haya que acostumbrarse para circular por ellas.
  • No permite el paso de peatones por lo que estos se encuentran ubicados fuera del anillo, y según la calzada, un poco distanciados, lo que provoca que éstos incumplan las normas, pasando directamente a través de ellas por la distancia del lugar de paso.

¿Son una buena solución?

Las glorietas, comúnmente denominadas rotondas, parecen ser una buena solución al problema de las intersecciones en el tráfico rodado, ya que su estructura de funcionamiento reduce el tráfico rodado, además del tiempo de espera —sobre todo las turbo rotondas— si lo comparamos con una intersección regulada por semáforos. Incluso presentan ventajas teóricas como la reducción y el número de accidentes.

Control de estabilidad del Toyota GT-86

El control de estabilidad, un elemento de gran ayuda

El control de estabilidad salva 2.500 vidas al año, según algunos estudios

A la hora de tomar las rotondas disponer de dispositivos de seguridad activa como el control de estabilidad, que controlen la trayectoria que describe nuestro automóvil, son de gran ayuda ya que contribuyen a evitar accidentes. Tanto que se calcula que es capaz de salvar 2.500 vidas al año.

En la actualidad, todos los Toyota disponen de control de estabilidad denominados por la marca japonesa VSC (Vehicle Stability Control).

El VSC funciona actuando sobre los frenos y tomando decisiones instantáneas, a partir de los datos que les transmiten los sensores, que a su vez son gestionados por la unidad de control.

Control de estabilidad

No hay que olvidar que la gran mayoría de los conductores carecen de las aptitudes y conocimientos necesarios para dominar su automóvil. Saben guiarlo, pero a veces, no cuentan con la capacidad para poner las cosas bajo control y por algún motivo, pierden el control.

¿Cuantas veces hemos pronunciado “se me fue el coche”? Una situación que en la mayoría de los casos es producida por nosotros mismos, sin ni siquiera saberlo.

Gracias a los avances de la electrónica, el control de estabilidad proporciona al conductor ese agarre del coche, que ayuda a enmendar los errores cometidos o los imprevistos que no haya sido capaz de anticipar.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos