Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona

Entender el coche híbrido: gastando menos que un diesel

Híbridos Toyota


En otros artículos de este espacio hemos comentado las claves para entender los coches híbridos. Hablamos de la gestión interna que decide qué motor utilizar en cada caso, y también de la forma en que se recargan las baterías que alimentan al motor eléctrico. Hoy nos vamos a centrar en qué podemos hacer para gastar menos que un diesel, porque, sinceramente, el consumo es una de las razones principales por las que elegimos un coche híbrido.

Por no desmerecer las otras razones, decir que este artículo está centrado en el consumo, en la parte económica, pero que es igual de importante fijarse en las emisiones (mucho menores), en el descenso de la contaminación acústica (más importante de lo que creemos en primera instancia), o en el avance de la tecnología que permite la sostenibilidad de los recursos que tanto nos importan.

Truco para consumir como un mechero: pisa menos y regula más

La teoría nos dice: a menos de 50 km/h el motor eléctrico será el encargado de mover el conjunto de coche y ocupantes. Eso, siempre que el motor eléctrico tenga suficiente carga, que será casi siempre. Pero no es lo mismo circular a 45 km/h a puntita de gas, que acelerar de 20 a 45 km/h exigiendo el recorrido máximo del acelerador (lo que se conoce como pedal to the metal). Es lo mismo que quien dice “es que yo voy siempre a 50 pero mi coche consume una barbaridad”. No es lo mismo ir a 50 km/h en segunda que relajar más el motor con marchas más largas, ¿verdad?

Esa misma filosofía aplica en el caso híbrido. Lo hablamos en otra ocasión: pisar hay que pisar, pero lo mínimo para optimizar ese consumo que tanto nos importa. O visto desde otro punto de vista, lo suficiente como para desplazarnos de forma fluida. No necesitamos grandes acelerones (a menos que sea necesario) ni nada por el estilo, necesitamos circular y desplazarnos de la forma más segura y eficiente posible.

¿Dónde podemos poner más atención a este consumo? Lo primero, en descartar ese impulso de llegar el primero al siguiente semáforo. Una vez superado ese impulso, pensemos: ¿dónde gastamos más energía? Pricipalmente en las pendientes ascendentes, y para eso tenemos un montón de recomendaciones que haceros.

Otro punto importante que no debemos olvidar son los neumáticos. Actualmente existen neumáticos de bajo consumo específicos para coches híbridos, que lo que aportan es una menor resistencia a la rodadura y por tanto, un menor consumo de combustible. Por añadidura, esa menor resistencia a la rodadura redunda en menos ruido, menor contaminación acústica.

En Espacio Toyota:

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios