Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El Toyota Yaris hybrid a prueba (II): Interior y experiencia al volante

El Toyota Yaris hybrid a prueba (II): Interior y experiencia al volante
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Tras hablaros del diseño y la tecnología empleada, y hábilmente ajustada, en el Toyota Yaris hybrid, el primer sub-compacto en utilizar un esquema Full Hybrid, en esta segunda parte de nuestra prueba nos centraremos en el interior, la habitabilidad y la conducción de este sigiloso urbanita.

Y es que no olvidemos que una de las grandes ventajas de los híbridos de Toyota es su increíble suavidad, algo realmente de agradecer a la hora de afrontar la rudeza de la conducción en ciudad.

Perdiéndonos en el interior del Yaris hybrid

Prueba Toyota Yaris hybrid

El Toyota Yaris hybrid, como el resto de la familia Yaris, pone a disposición de sus usuarios un inesperadamente amplio interior, bien rematado y con detalles indispensabes para la conducción en ciudad.

Prueba Toyota Yaris hybrid

Las plazas delanteras son muy holgadas, hay espacio de sobra para personas altas. Los asientos son cómodos y la tapicería, exclusiva del acabado hybrid, en cuero y tela, es aparentemente duradera. La luminosidad con el techo panorámico Skyview, opcional, es deslumbrante.

Prueba Toyota Yaris hybrid

En los asientos traseros hay espacio suficiente para las piernas y sin problemas de altura al techo. Los elevalunas son eléctricos de serie en todos los acabados del Yaris hybrid. Hay varios huecos para objetos o botellas.

Prueba Toyota Yaris hybrid

El maletero de 286 litros de capacidad, suficiente para el equipaje de una pareja, tiene doble fondo y tiene como compañero de batalla al respaldo abatible, por partes, del asiento trasero. El coche incluye un kit de reparación de pinchazos.

Prueba Toyota Yaris hybrid

Al volante del Yaris hybrid

El sistema de entrada y arranque sin llave (Smart entry+Push Start) es siempre cómodo, el volante tiene mandos integrados y es muy agradable y ergonómico, las costuras azules exclusivas de los modelos híbridos aportan un toque de calidad y deportividad.

Prueba Toyota Yaris hybrid

Encontramos huecos suficientes para deshacernos de móvil y otros objetos. Tras ello arrancamos y la sonrisa del silencio se apodera de nosotros. Es una auténtica gozada disfrutar de esos momentos en que los electrones son los únicos encargados de nuestra movilidad.

Prueba Toyota Yaris hybrid

El cambio e-CVT gestiona de maravilla el aporte de potencia de los dos motores, sólo si pedimos todo demostrará el carácter escandaloso de este tipo de cajas de cambio. Rodar por ciudad con un híbrido de estas dimensiones y suavidad es una experiencia simplemente diferente, si lo pruebas ya no quieres volver a otra cosa. Los selectores de modo de conducción Eco o EV (totalmente eléctrico) están junto al freno de mano.

Prueba Toyota Yaris hybrid

El Yaris hybrid gira muy bien y es estable, el centro de gravedad bajo ayuda; si salimos a carretera notaremos las limitaciones normales de vehículos de este segmento. La versión Advance incluye el control de crucero y un útil apoya brazos central abatible.

Prueba Toyota Yaris hybrid

La electrónica no falta obviamente, el ya conocido sistema de entretenimeinto a bordo Toyota Touch & GO, acceso a APPS, conectividad Bluetooth® avanzada y sistema de navegación es un copiloto perfecto. La pantalla táctil hace que no eches demasiado de menos el reconocimiento de voz.

Prueba Toyota Yaris hybrid

Y finalizo por supuesto hablando del consumo, otro punto fuerte del Toyota Yaris hybrid como podréis imaginar. El consumo urbano homologado es de tan sólo 3,1 litros a los 100 km. No llegué a lograr esa media pero siempre estuve por debajo de los 4 litros, conducción 90% urbana.

Prueba Toyota Yaris hybrid

Por cierto me encontré en el sistema Touch & Go con esta curiosa aplicación, o juego, "A Glass of Water" para motivarnos a realizar una conducción enfocada al ahorro. Un programa diseñado para retar nuestra suavidad al volante y que nos indica cuánta agua derramamos de un virtual vaso según la brusquedad de nuestras maniobras. Incluye también consejos de ahorro de combustible.

Y terminamos aquí el relato de nuestra toma de contacto con el Toyota Yaris hybrid, ese fiel y frugal escudero que nos acompañará por la ciudad en nuestra lucha con el tráfico y las prisas constantes y, a veces, innecesarias.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos