Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona

Cómo poner correctamente las cadenas: fotos, paso a paso y vídeos

Nieve

En efecto, es invierno y hace frío. Por mucho que se empeñen los noticiarios de la televisión no es ninguna noticia y lo raro sería que en enero no tuvieras que coger el abrigo y una bufanda, como mínimo. Del mismo modo que todos estamos en mayor o menor medida preparados para encarar el invierno y las bajas temperaturas con ropa adecuada habría que pensar que nuestro vehículo tiene que estar igual o mejor adecuado… nos va la vida en ello. Y, adivina, ¿cuál es la prenda que tenemos que tener siempre disponible para nuestro coche en invierno? Las cadenas.

¿Por qué utilizar cadenas para la nieve?

No es nuestro país el lugar favorito de la nieve, pero sabiendo que hasta Barcelona se ha cubierto de nieve uno no debe dar por sentado que no se verá en mitad de una nevada inesperada.

Seamos sinceros, lo mejor sería que suspendieras cualquier viaje y dejaras el coche aparcado hasta que mejoren las condiciones de la carretera pero, sin embargo, lo más probable es que la nevada te encuentre en mitad de un trayecto.

Si es así, si vas de camino a casa después del trabajo y te encuentras con que la calzada se ha cubierto de nieve hasta el punto en el que los neumáticos no contactan con el asfalto sino con la propia nieve compactada o hielo, la circulación sin cadenas acabará, casi con total seguridad, en desastre.

Para evitarlo será necesario circular con cadenas, de hecho, habréis notado como es relativamente normal que en ciertas áreas o carreteras concretas se prohíba la circulación sino es con ellas puestas.

Las cadenas ayudarán a encontrar un mejor agarre al evitar que sea la superficie de goma del neumático la que entre en contacto directo con el hielo/nieve o que, cuando lo haga, se encuentre con nieve/hielo desmenuzado o roto. El eslabón además se incrusta consiguiendo mayor tracción.

Tipos de cadenas de nieve

Básicamente nos encontramos con tres tipos distintos de cadenas en el mercado:
Cadena Tradicional

  • Cadenas de eslabones: son las tradicionales, las de toda la vida y están fabricadas para proporcionar una superficie en forma rombo a lo largo del neumático. Su precio ronda los 30 euros y son fácilmente localizables.
    Cadena tipo araña
  • Cadenas tipo araña: tras instalar un dispositivo en la llanta podremos acoplar un instrumento de varios brazos que “abraza” el exterior de la goma desde el centro. Su precio es mucho más elevado.
    Funda textil
  • Fundas textiles: más sencillas y ligeras, también algo más caras que las tradicionales. Una sencilla funda de tela que cubre el neumático. Su superficie de contacto es también mayor.

¿Cómo poner las cadenas?


Poner unas cadenas es realmente sencillo, aunque su funcionamiento ha llevado a la desesperación a más de uno.

  • Localizar las ruedas motrices.
  • Extender la cadena en el suelo por detrás del neumático. Ojo aquí, servidor ha visto a algún avispado conductor dejándolas caer por arriba… Asegúrate de que el aro queda detrás del neumático y no al revés.
  • Tomamos los extremos del aro interior y enganchamos el cincho. Un simple sistema macho-hembra.
  • Sin soltarlo – para que la cadena no caiga tras la rueda – llevamos el cincho a su sitio en el interior del neumático.
  • En la misma línea del enganche interior encontraremos uno exterior que encajado ajusta la cadena a la goma de forma que no caiga hacia atrás.
  • Nos aseguramos de cubrir adecuadamente toda la banda de rodadura y de que esté bien centrada.
  • En el aro interior de eslabones encontraremos un terminal con pasador que servirá para ajustar la tensión de la cadena. Una vez ajustada podremos engancharlo a un eslabón para dejarla fijada.

Consejos

Pero aparte de saber cómo montarlas es necesario tener en mente algunos aspectos:

  • No esperes a quedarte tirado para montarlas.
  • Si nieva, hace frío. Asegúrate de vestir ropa adecuada y guantes.
  • Como además estarás en la calzada, coge tu chaleco reflectante y sitúa los triángulos para señalizar tu situación.
  • Precaución. No debes circular a más de 50km/h.
  • Las cadenas tienen tallas. Cuando las compres examina la caja y busca que sean totalmente compatibles en anchura, altura y diámetro. Por ejemplo, el Yaris de primera generación monta 175/60 R14. Servidor, cuando quiso escribir este post se encontró con unas cadenas demasiado grandes.
  • Limpia las cadenas después de usarlas; la sal comúnmente esparcida no le hace bien al metal.
  • Si se hace inviable la circulación para en la población más cercana y disfruta, haz hombres de nieve, improvisa un trineo… lo que sea para hacer tiempo hasta que pase el temporal, sea quien sea la persona que te espera seguro que prefiere que llegues tarde a que no llegues. Al mal tiempo, buena cara.

Foto | Windsor-runner

En Espacio Toyota:

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario