Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo hacer la Ruta 66 en coche y sacarle todo el partido

Cómo hacer la Ruta 66 en coche y sacarle todo el partido
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Quizás no sea ya la Ruta 66 la floreciente carretera que inspiraba artistas, músicos y trabajadores. La arteria que movilizó miles de personas que circulaban de este a oeste en busca de una oportunidad durante el crac de la bolsa a finales de los años 20 o la epidemia del Dust Bowl,una severa sequía que, acompañada de las condiciones climáticas adecuadas, provocaba enormes tormentas de arena capaces cubrir la luz del sol. No obstante, y pese a su cierre en 1985, la Ruta 66 vuelve a resurgir gracias a la llegada de viajeros de todo el mundo en busca de una ruta que muestre la verdadera América, la de los sueños y la esperanza.

Empapados en una mezcla de nostalgia e historia, nuevos negocios resurgen de los restos del pasado en forma de hoteles de estilo vintage, gasolineras restauradas y todo tipo de restaurantes. La Ruta 66, pese a existir sólo en un 85% de lo que fue, es ahora una excusa perfecta para recorrer y vivir Estados Unidos. Hoy te contamos cómo realizarla para sacarle todo el partido, qué debes tener en cuenta, qué llevar contigo y algunas recomendaciones básicas sobre una carretera que, durante décadas, fue la arteria de una potencia.

¿Por qué fue tan importante?

Budacrossamerica 600 Horatio fue acompañado de un mecánico, Sewall Crocker, y su fiel bulldog, Bud, adoptado en el camino.

Para comprender la importancia de la Ruta 66, hay que echar la vista atrás y viajar varias décadas hasta llegar a los –felices– años 20. Incluso antes de la construcción de la famosa carretera madre, hubo acciones individuales que inspiraron a todo un país. Durante su estancia en el club de la Universidad de San Francisco, una apuesta (como toda buena aventura) dio lugar al primer viaje en coche a través de Estados Unidos. Horatio Nelson aceptó apostar 50$ (1.180 euros de nuestros días) a que era posible cruzar el país en un vehículo de cuatro ruedas, a pesar de no tener uno, carecer de experiencia al volante y no tener ningún tipo de mapa que seguir. Sobre la historia de Horatio y su proeza, tenéis disponible distintos documentales como el que sigue:

Habiendo sido seguido por la prensa de todo el país, provocó una ola positivismo que clamó por una red de carreteras que recorriera el territorio americano de este a oeste. Aunque se abrió en noviembre de 1926, no fue hasta 12 años después que la arteria pudo ser pavimentada en su totalidad. La designación 66 llegó tras numerosos debates entre políticos de distintos estados: por un lado, se pretendía el número 60 por ser redondo, pero ya estaba en los planes para otras vías. Después de meses de conversaciones, se llegó a la conclusión del que 66 era la mejor opción; nunca había sido designado, era fácil de recordar e incluso sonaba bien.

Casi 4.000km de carretera para unir Chicago, en la zona de los grandes lagos, con Santa Mónica, California. Se convirtió en el principal camino para miles de inmigrantes que huían primero del caos tras la quiebra de la bolsa de Nueva York y, después, por los duros años del ya mencionado Dust Bowl.

Dust Storm Texas 1935 Tormenta de arena en Texas, durante los años del Dust Bowl

A lo largo de ella surgieron multitud de negocios: hoteles, pensiones, restaurantes, gasolineras… apoyando la economía de los estados por los que circulaba. Todo ello llegó a su fin con los nuevos planes del presidente Eisenhower de construir una red interestatal de carreteras al estilo de la Autobahn alemana. Con la desviación del tráfico a una infraestructura mejor preparada y moderna, la Ruta 66 se cerraría oficialmente en 1985. A partir de entonces han surgido distintos movimientos con la intención de preservar esta herencia, desde asociaciones locales hasta planes de recuperación y restauración millonarios como el realizado bajo el gobierno de Bill Clinton en 1999.

¿Cuándo y cómo hacer la ruta?

Teniendo en cuenta que buena parte de la ruta transcurre por la zona sur del país (Arizona, Texas, Nuevo Méjico…), es recomendable olvidarse de los dos meses más calurosos del año (Julio y Agosto) e invierno y planear nuestro viaje o en los primeros compases de primavera o en otoño, cuando el viajero europeo puede disfrutar de los colores rojizos del otoño americano.

Skyline de Chicago en otoño Skyline de Chicago en otoño

Illinois o Missouri ofrecen unos escenarios naturales dignos de postal que amenizarán el paso de los kilómetros. Haciéndolo en el mismo sentido que los inmigrantes de antaño (de Chicago a Santa Mónica), nos aseguramos un final más cálido por el sol californiano y el océano.

Burger made in USA

Dos semanas deberían ser suficientes para disfrutar sin problemas del viaje sin estrés, pero sería ideal poder alargar nuestros planes y dedicar días enteros a la visita de lugares únicos. Ciudades como Chicago, Albuquerque o Santa Fe o los paisajes de las Montañas Rocosas merecen un día entero en el que poder desviarte, engullir una hamburguesa en un sitio por el que no haya pasado un español en decenios o desayunar uno de esos platos de huevos con bacon acompañado de una jarra de zumo de naranja.

Haz una parada por la noche en una kilométrica recta en una inmensa llanura y observa la verdadera cara del cielo. Lleva varios litros de agua contigo, nunca se sabe para qué puedes necesitarlos (averías inesperadas, tomar el desvío equivocado, quedarse sin gasolina) y, por favor, conduce un buen coche.

¿Cuánto cuesta?

Sumando el alquiler del coche (en este apartado existe, de verdad, una amplia oferta), comida, alojamiento y vuelos, es ciertamente complicado bajar de los 2200 euros por persona para un viaje de dos semanas de duración. Obviamente, siempre podemos ajustar más o menos nuestro cinturón y darnos más o menos lujos en cuanto a hoteles y restaurantes se refiere. En The Guardian, por cierto, encontramos una buena guía de moteles y restaurantes que valen mucho la pena visitar. Debemos también tener en cuenta que la relación de cambio entre euros y dólares, pues nuestra moneda no es tan fuerte como lo fue años atrás.

Música para llevar

Quizás sería recomendable que, a lo largo de nuestro viaje, optáramos por escuchar las radios locales y descubrir los distintos gustos y estilos. No obstante, en Spotify tenemos un buen número de listas con horas y horas de música made in the USA. La que acompaña a este párrafo trae éxitos de Creedence Clearwater Revival, Deep Purple, The Who, Guns N' Roses, KISS, Dire Straits, Van Halen o Elvis Presley.

Mucho más variada es esta otra opción, aunque también notablemente más corta:

La Ruta 66 es, en definitiva, un pedazo de historia, un perfecto destino para unas vacaciones por tu cuenta o en compañía y una experiencia sin igual para vivir la carretera. La frase "carretera y manta" nunca cobró tanto sentido. Si no la has hecho aun, ¡no tardes!… y si la hiciste, echamos de menos tus fotos y experiencia.

Más información | Página de Trip Advisor sobre la Ruta 66, Listado de puntos de interés a visitar
Fotos vía | Wikimedia, Foursquare

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos