Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona

Cómo encarar correctamente un puerto de montaña

Descárgate el catálogo Configura tu Toyota Prueba de vehículo Promociones del mes Encuentra tu concesionario Lista de precios

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Carretera de montaña

Las carreteras de montaña son vías que por sus particularidades exigen extremar las precauciones y actuar con un alto grado de concentración. Su particular trazado, orografía y clima hace que debamos llevar un poco más allá nuestra atención a la carretera.

Antiguamente se decía que un puerto de montaña se ataca tanto en el ascenso como en el descenso en la misma marcha. Actualmente este consejo no es del todo exacto pero no se aleja demasiado de la realidad. Veamos entonces cómo debemos conducir por una carreterade montaña.

Cómo ascender un puerto de montaña

El primer consejo es hacerlo de forma relajada, es decir sin acelerar demasiado que nos obligue a frenar en las curvas. Debemos aprovecharnos de la pérdida de velocidad del vehículo en la pendiente ascendente para no tener que tocar los frenos cuando lleguemos a una curva cerrada.

Además, las aceleraciones o frenazos bruscos en días con mala climatología pueden hacer que perdamos el control de vehículo si la calzada presenta agua, nieve o hielo. Por supuesto, el consumo de combustible se disparará ya siendo de por si alto debido a la exigencia que le estamos solicitando al motor.

No es difícil que nos encontremos tramos con dos carriles de circulación para el mismo sentido que nos permitirá adelantar a vehículos más lentos con una mayor facilidad. Pero estos carriles son efectivamente para eso, para adelantar, y en cualquier caso deberemos continuar nuestra marcha lo más a la derecha posible.

Cuando la carretera se estrecha y las curvas se hacen más cerradas, debemos tener mucho cuidado a la circulación que puede venir en frente. Si son vehículos de grandes dimensiones puede que lleguen a invadir el carril contrario con el consiguiente riesgo de colisión o de volantazo brusco para evitarla. Atentos a las posibles señales acústica o luminosas que nos puedan llegar en las proximidades de estas curvas y atentos también a la señalización para saber de qué tipo son las curvas.

Cómo descender un puerto de montaña

En los descensos de un puerto, el cambio de marchas es nuestro mejor aliado. Nos permitirá ganar velocidad en marchas altas o reducirla en marchas bajas sin tener que tocar el acelerador o el freno respectivamente.

En caso de tener que frenar, hay que hacerlo siempre antes de la curva, con suavidad para evitar transmitir el peso al eje delantero con demasiada brusquedad. Ahora es mucho más difícil quedarse sin frenos en un descenso ya que los frenos de disco evacuan mucho mejor el calor pero aun así no es conveniente abusar de ellos.

De igual forma que en ascenso, hay que prestar especial atención en las curvas cerradas a la posible circulación que pueda venir en frente y de nuevo fijarnos en la señalización. Los paneles indicativos de curvas nos dicen sus peligrosidad en función del número de ellos que se encuentren superpuestos, siendo uno la más sencilla y tres la más cerrada.

Bienvenidos al otro lado de la montaña.

Más información | DGT

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario