Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo cuidar la batería del coche para que arranque en el invierno más frío

Cómo cuidar la batería del coche para que arranque en el invierno más frío
Guardar
12 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Cuando empiezan a descender las temperaturas peligrosamente hasta rozar los cero grados centígrados por la noche, conviene tener en mente el estado de la batería de nuestro coche. Es una de las piezas del motor más importante para su funcionamiento diario, ya que es el empujón que el motor de arranque necesita para poner en marcha el propulsor, y también es la que que más adolece el frío.

Hoy vamos a contaros cómo hay que proceder si empezamos a notar que el coche no arranca bien por la mañana, si no arranca y cómo evitar que nos vuelva a pasar.

Comprobar el nivel de carga de la batería

No hace falta herramienta ni muchos conocimientos para saber cómo está nuestra batería

Aquí tenemos dos opciones, una tradicional y otra profesional. La tradicional consiste en conocer nuestro coche y saber cómo suena. Si cuando arrancamos el coche por la mañana el motor de arranque gira con pereza o detectamos que va “a cámara lenta” es porque la batería está empezando a flaquear.

La detección profesional consiste en tirar de amperímetro, que es un aparato con dos polos que conectaremos a los bornes y que nos dará el voltaje a través de una pantalla en el aparatito. Si nos da una lectura inferior a los 12,5 V tendremos que tomar medidas.

Ahora las baterías son ya "sin mantenimiento" y vienen selladas, así que nos podemos olvidar de rellenar como se hacía antes para estirar un poco su vida útil. Lo que sí hay son cargadores que les pegarán un buen chute, pero no harán que nuestra batería sea eterna.

Evitar los despistes

Toyota Gt 86 003

Aunque suene obvio, uno de los mayores culpables de las pérdidas de potencia en las baterías es el despiste. Dejarnos las luces conectadas, una puerta mal cerrada, una luz de cortesía activada... Cosas muy tontas que cada vez es más difícil que ocurran gracias a los avisadores, pero pueden seguir pasando aunque los coches modernos cuenten con modos “ahorro de energía” que desconectan todos lo que consuma electricidad después de un tiempo sin tener la llave en el contacto.

Aun así, nunca está de más hacer un pequeño repaso mental para evitar descuidos que nos puedan salir caros a la mañana siguiente.

No dejar parado el coche mucho tiempo

Bateria3

En teoría, si dejamos un coche parado durante meses no estaría consumiendo energía y debería arrancar al primer intento, pero no es así. Las baterías si no se recargan van perdiendo poco a poco su carga útil y al final cuando queramos volver a usar el coche nos encontraremos con un coche que no arranca.

Lo ideal es poder darse una vuelta todas las semanas para que el alternador recargue, el motor se mueva para que no le cueste tanto arrancar y el arranque no consuma más energía de la cuenta. Pero si sabemos que no vamos a usar el coche lo único que podemos hacer para que no se nos vaya la batería es desconectar los bornes.

Luchar contra el frío

Abrigar a nuestro coche puede quedar ridículo, pero es una manera de evitar que la batería se nos venga abajo antes de tiempo

Las bajas temperaturas y los inviernos son los que más afectan a la vida de nuestras baterías. Si podemos resguardar el coche de las heladas en un garaje conseguiremos que no sufra tanto, pero si no tenemos opciones de tener el coche bajo techo podemos cubrir el vano motor, bajo el capó, con una manta gorda de esas como las de mudanza.

Mantener los bornes limpios

Bateria2

Los bornes son los puntos de conexión entre los polos de la batería y los sistemas eléctricos que necesitan alimentarse. No vale de nada tener una batería nueva si los bornes están sucios, corroídos o desgastados. En estos casos la conexión no es buena y la electricidad no fluirá correctamente.

Para que nuestros bornes se mantengan en perfecto estado de revista podemos aprovechar un cambio de batería para limpiarlos con bicarbonato y agua, un cepillo y un paño antiestático para retirar toda la suciedad persistente. Y antes de montarlos de nuevo aplicaremos vaselina filante para prevenir la corrosión.

Poner las pinzas

Si al final termina desfalleciendo la batería y no tenemos más remedio que poner pinzas, tranquilos. Es fácil, sencillo y, además, barato. Un juego de pinzas buenas (buenas de verdad) no llega a 30 euros en una tienda de recambios y en el maletero dentro de su funda no ocupan casi espacio.

Bien, al lío. Lo primero es coger otro coche (de un familiar, amigo, vecino, conocido, buen samaritano…), lo aparcamos al lado con el motor en marcha para, ponemos positivo con positivo y negativo con negativo y, si todo está bien, podríamos arrancar de nuevo, sin más.

Comprar y cambiar una batería no es una operación complicada ni a la que debamos tener miedo, sólo tenemos que fijarnos en cuatro cosillas

Si el motor de arranque gira, pero no lo suficiente, y el coche no arranca podemos dejar nuestro coche cargando con el contacto quitado y pasados unos minutos volver a intentarlo acelerando el coche "donante".

Una vez hemos conseguido arrancar tendremos cargando la batería, pero no basta con dejar el motor arrancado cinco minutos, el alternador no genera la corriente suficiente. Debemos dar una buena vuelta, en condiciones y, a ser posible, con las luces apagadas (y de día, claro). Hay veces que ni por esas es suficiente, eso es porque la batería habrá llegado al final de su vida útil y nos tocará cambiarla.

Cambio de batería

Toyota Hilux 040

Pero no entréis en pánico, cambiar la batería es una operación sencilla que podéis hacer sin tener que pasar por el taller, casi sin herramienta y sin tener que recurrir a manuales.

Cuando vamos a comprar una batería nueva debemos tener en cuenta que hay que respetar el voltaje y el amperaje de la batería original. En las casas de recambios nos podrán decir exactamente qué modelo de batería es válido para nuestro coche, porque hay tamaños diferentes dentro de un mismo tipo y nos tiene que encajar en el hueco del vano motor.

Luego, en nuestro garaje, sólo tendremos que aflojar los bornes (quitamos primero el negativo), liberamos el soporte de la batería, sacamos la vieja, montamos la nueva y ponemos el soporte y los bornes en su sitio (en este caso al revés, primero el positivo y luego el negativo).

¡Listo! Y ahora que tenemos la batería a tope y hace frío, no os olvidéis de estos consejos, no vaya a ser que os quedéis sin batería antes de tiempo.

En Espacio Toyota:

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos