Síguenos

KTM X-Bow GT

Durante el Salón de Ginebra KTM presentó su X-Bow GT, un coche muy extremo que por fin lleva parabrisas e incluso puertas. Ya hablamos del KTM X-Bow GT hace un par de semanas y recientemente el fabricante austriaco ha revelado los datos definitivos de su nuevo modelo.

El nuevo KTM X-Bow GT es un biplaza de altas prestaciones que aunque se ha civilizado en cierta manera con el parabrisas y las puertas, sigue teniendo una vocación de deportivo extremo para entrar en circuito los fines de semana. El motor, que se rumoreaba tendría entre los 240 CV de la versión convencional del X-Bow y los 300 CV del X-Bow R, tendrá finalmente una potencia de 285 CV.

KTM X-Bow GT Trasera

El KTM X-Bow GT se ha desarrollado partiendo del chasis del KTM X-Bow R, a partir del cual se han introducido los cambios para actualizar el modelo. Poder conducir este biplaza sin casco, entrar en el interior sin tener que subirse por el lateral del coche, son comodidades que se podrán disfrutar en esta nueva creación de KTM.

La carrocería de este deportivo tan difícilmente catalogable es bastante distinta respecto al modelo del que parte. Se han cambiado multitud de paneles tanto por simple estética como para integrar los nuevos elementos de la carrocería. El chasis está fabricado en carbono y aluminio, como su antecesor. Mide 3.738 mm de longitud y 1.915 mm de anchura, con una batalla de 2.430 mm, mientras el peso se queda en 847 kg, 18 menos que el X-Bow R.

El parabrisas y los cristales laterales tienen una posición muy vertical, que a mi parecer le dan una apariencia un tanto extraña, pero que compensan gracias a la comodidad de poder circular sin casco. El parabrisas es de cristal laminado, calefactado, con un limpia monobrazo. No tiene marco en su parte superior y los laterales son bastante finos para mejorar la visibilidad.

KTM X-Bow GT

Los cristales laterales ejercen la función de puertas, con las bisagras montadas en los pilares A y el cierre en el monocasco. Entre los reposacabezas hay un deflector de aire y además lleva unos parasoles desmontables que se pueden montar en cualquier parte del parabrisas. Gracias al nuevo cerramiento es más eficiente aerodinámicamente hablando.

El motor que se aloja en la parte trasera del KTM X-Bow GT es el mismo 2.0 TFSI de Audi que en anteriores versiones, solo que ahora se ha apretado hasta llegar a los 285 CV. La caja de cambios sigue siendo manual de seis velocidades. Consume tan solo 8,3 l/100 km. Las prestaciones son acordes a lo que se esperaba, acelera de 0 a 100 km /h en 4,1 segundos (0,2 segundos más que el X-Bow R) y su punta de velocidad es idéntica a la del KTM X-Bow R: 231 km/h.

La suspensión utiliza muelles y amortiguadores de WP Suspension. En el eje delantero es de tipo pushrod y ajustable. El equipo de frenos del KTM X-Bow GT está firmado por Brembo, con pinzas de cuatro pistones, discos rayados y ventilados en el eje delantero y pinzas de dos pistones y discos lisos de 262 mm en el eje trasero.

KTM X-Bow GT Suspensión pushrod

Todo este equipamiento se une a una estudiada aerodinámica, consistente en un fondo plano, un difusor trasero y el spoiler delantero que juntos generan hasta 100 kg de carga aerodinámica a 200 km/h. En el puesto de conducción del X-Bow GT se encuentran dos asientos Recaro integrados con el monocasco de fibra de carbono. Los importantísimos cinturones de seguridad son de cuatro puntos y fabricados por Scroth Racing, aunque opcionalmente se pueden elegir de seis puntos.

También será de serie el pedalier ajustable deslizante y el volante multifunción ajustable en altura y profundidad. El panel de instrumentos y la consola han sido rediseñado para actualizarlo ligeramente. Además lleva los huecos de los pies iluminados y tiene un nuevo sistema de calefacción que coge el aire por un tubo situado en el morro.

Para el KTM X-Bow GT va a haber varios accesorios muy interesantes. Entre ellos está el esperado techo, denominado X-Top y fabricado en plástico, que se puede llevar en el coche y protegerá a los ocupantes de la lluvia, aunque probablemente sea un poco incómodo para entrar en el interior. Otro de los accesorios va a ser una especie de mochila que se ajustará a la parte trasera de los arcos de seguridad de aluminio, sobre el motor, para aumentar la capacidad de transporte de equipaje.

Si alguien se echó para atrás de comprar este pequeño misil por mojarse o por tener que ir a todos lados con el casco, ahora ya no tiene excusa. ¡El mío en naranja, por favor!

Ver galeria completa » KTM X-Bow GT (26 fotos)

Vía | Embelezzia
Fuente | KTM

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios