Síguenos

BMW 650i Cabrio

El precio del BMW 650i Coupé es de 101.200 euros, mientras que la versión Cabrio aumenta de precio hasta los 111.600 euros. Son precios que evidentemente no están al alcance de cualquiera, de ahí que su nivel de equipamiento y seguridad también esté muy por encima de lo que muchos mortales estamos acostumbrados.

Después de conocer las virtudes de comportamiento de este coche, llega el momento de buscar que es lo que trae de serie, y como puedes ajustarlo más a tus gustos. Y es que en este tipo de coches, aunque el equipamiento de serie sea exceltente, la mayoría de sus compradores los quieren equipar con todo tipo de detalles.

Es como si te vas a hacer un traje a una sastrería tradicional o si por contra recurres a una prestigiosa marca de ropa que sigue patronaje estandar. Y os puedo asegurar, que el que se compra un BMW 650i Coupé o Cabrio, no es de los segundos…

BMW 650i Coupé

Se me hace especialmente complicado empezar a hablar de todo el equipamiento de serie que traen ambos modelos. Y se me hace complicado, porque no se por dónde empezar de tanto que tiene.

Pero como por alguna parte hay que comenzar, vayámonos al exterior del coche. Y sin duda, al no equipar ninguno de los dos coches el Paquete Deportivo M que cuesta 7.637 euros, lo más llamativo aparte de la elegante línea de la carrocería, eran las llantas.

Las que podéis ver en el BMW 650i Cabrio, eran sencillamente espectaculares, unas de las llantas más bonitas que he visto nunca. Sus dimensiones de 20 pulgadas, pueden parecer exageradas, pero lo cierto es que encajan a la perfección en la línea y tamaño del coche. El precio, ni más ni menos que 3.505 euros.

BMW 650i Coupé

El BMW 650i Coupé por su parte equipaba unas llantas más discretas, de “solo” 19 pulgadas y diseño de cinco radios dobles. El precio de estas era de 2.568 euros, y son más lógicas que las de 20 pulgadas teniendo en cuenta el estado de las carreteras desde que el Ministerio de Fomento dejó de invertir en arreglarlas.

Y para los que no quieran gastarse ni un duro en llantas, ojo porque las de serie en las motorizaciones de ocho cilindros ya son de 18 pulgadas, considerablemente más acordes con el tamaño del coche que las de los motores de seis cilindros que traen 17 pulgadas.

También la pintura de ambas unidades de pruebas era opcional, Vermilionrot metalizado en el caso del Coupé y Havanna metalizado en el caso del Cabrio. El precio 1.353 euros cada una de ellas, y la capota beige del Cabrio no tiene sobre precio.

BMW 650i Coupé

El interior y su completo equipamiento de serie

Pero sin duda alguna, en el interior de un coche es dónde más se aprecia y se disfruta un completo equipamiento. Voy a comenzar contando algunos de los elementos que trae de serie el BMW 650i en cualquiera de sus versiones, para luego pasar a enumerar algunos de los elementos opcionales que forman parte del interminable catálogo disponible.

Cuando vas a entrar en el coche, y pulsas el mando de apertura, las luces tanto interiores como exteriores se iluminan de forma sutil, creando un ambiente que invita a pasar al interior. Ves el logotipo de BMW en los umbrales de las puertas, te sientas en el asiento y la tapicería de cuero Dakota, que es de serie en todos los BMW de la Serie 6, te rodea por todas partes.

BMW 650i Coupé

El cuero, crea un conjunto perfecto con las molduras de color negro brillante, que también forman parte del equipamiento de serie. Y llega el momento de buscar la posición perfecta al volante. Para ello, los asientos tienen de serie todo tipo de regulaciones eléctricas con memoria, para que encuentres la posición que más te gusta.

Y por supuesto, el volante también se puede ajustar en altura y longitud de forma eléctrica, mediante un pequeño mando situado en la parte izquierda del volante de cuero. Tras este, las dos esferas que indican la velocidad y las revoluciones, están acompañadas en la parte inferior por una pantalla de serie de 9,2 pulgadas dónde hay información de autonomía, la recuperación de la energía y el consumo instantáneo entre otras opciones.

También destaca entre el equipamiento de serie, los sensores delanteros y traseros de aparcamiento, que te ayudan a hacer esta labor. Un detalle importante en un coche de casi cinco metros de largo, aunque opcionalmente hay otro elemento más recomendable.

Hablo de la cámara de visión trasera, que equipaban ambas versiones. Ésta se esconde en un sitio curioso, dentro del logotipo de BMW que permite abrir el maletero. Solo se deja ver cuando engranas la marcha atrás, momento en el que el logotipo se mueve y le permite asomarse por la parte inferior. Su precio es de 525 euros.

BMW 650i Cabrio

En cuanto al sistema de sonido, hay que destacar que el de serie suena muy bien, está al nivel que se espera en un coche así. Pero opcionalmente, el Coupé también traía un equipo de música firmado por Bang&Olufsen, que cuesta ni más ni menos que 6.198 euros.

Cuando enciendes la radio o quieres escuchar una canción en tu MP3 que llevas conectado en la guantera central (de serie), se levanta un altavoz en la zona central del salpicadero, que te indica que ya estás listo para asistir al concierto.

Y es que hacía mucho tiempo que no escuchaba un equipo de música que sonase tan bien como éste. Los altavoces de Bang&Olufsen se diferencian de los de serie por su color exterior plateado, y porque parece que estás en un estudio de sonido de lo bien que se escucha la música con ellos.

BMW 650i Coupé

Para mi gusto, con todo esto ya es más que suficiente, pero como es lógico siempre los que que quieren más. Para ellos, por 6.678 euros puedes tapizar el coche con cuero BMW Individual en varias tonalidades.

Para ellos también puedes montar el sistema BMW Night Vision con reconocimiento de peatones, que cuesta 2.754 euros. Para que si vives en una zona dónde hay mucha niebla y la gente suele andar por la carretera, tus vecinos no te digan que no les tienes aprecio.

También se puede equipar el coche con el Head Up display, que proyecta información sobre el vehículo y la circulación sobre el parabrisas. Ambas unidades lo traían, y es uno de los sistemas más cómodos y recomendables que he probado en mi vida. Su precio es de 1.740 euros.

BMW 650i Coupé El rascazo ya estaba, no fue cosa mía

Para los más despistados, por 775 euros tienes el sistema de advertencia de cambio de carril. Y para los más vagos, por 688 euros puedes hacer que el coche aparque solo. Para ello solo tienes que pulsar una tecla en el salpicadero, el se pone a buscar sitio a ambos lados de la calle, y cuando lo encuentra te avisa.

Encontres, engranas la marcha atrás, sacas las manos del volante y él se encarga de girarlo para que entres a la perfección en el hueco. Todavía recuerdo la cara de mi vecina cuando me vio aparcar con los brazos cruzados.

Seguridad ante todo

Podría pasarme horas hablando de todo el equipamiento de serie y opcional de estos coches, pero no quería aburriros y que no supieseis que trae como elementos de seguridad de serie. Airbag para conductor y acompañante, este último con sensor de presencia y desactivación automática cuando no va nadie en el asiento.

BMW 650i Coupé

También tiene airbags de cabeza delante y detrás, así como laterales que protegen tórax y pelvis. El control dinámico de estabilidad (DSC) incluye también asistente para el arranque en pendiente. Otro elemento de serie es el Control Dinámico de Tracción (DTC) que tiene varios niveles en función del tipo de conducción que vayamos a hacer.

El ABS incluye control de frenada en curvas, un sistema muy útil que reparte la intensidad de frenada entre las diferentes ruedas para evitar que el coche se desestabilice.

Y para cuando ha sido inevitable con todo eso tener un accidente, también es importante que el coche te ayude. Por ello lleva el sensor de colisión, que si has tenido un accidente desbloquea la función Center Lock del cierre centralizado para facilitar a los ocupantes del vehículo la salida.

BMW 650i Coupé

También como ayuda desde la parte exterior, enciende las luces del interior del vehículo y conecta el sistema de intermitentes de emergencia, para advertir a tiempo a otros usuarios de la vía pública. Por último, activa el borne de batería de seguridad, y desconecta automáticamente la bomba de combustible.

Como era de esperar, el BMW 650i Coupé y Cabrio, tiene absolutamente de todo tanto a nivel de confort interior como de seguridad. Y es que no se podía esperar menos de un coche que por méritos propios se ha convertido en uno de los buques insignia de la marca BMW.

Continuará…

En Motorpasión | BMW 650i Coupé y Cabrio, prueba (exterior e interior, conducción y dinámica, equipamiento y seguridad, valoración y ficha técnica)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios