Sigue a Motorpasión

Honda Civic Type-S

El reciente lanzamiento del SEAT León SC es una apuesta no exenta de riesgos, pues entra a competir en un segmento que ha ido a menos con los años, el de los compactos 3p. Es decir, hablamos de coches de más de cuatro metros de largo, dos volúmenes, con cinco plazas y tres puertas, segmento C.

Poco a poco, las ventas de estos modelos han ido disminuyendo. Las razones son diversas, como la menor practicidad, poca diferencia de precio o estética con versión de cinco puertas. Primero los clientes fueron dejándolos de lado, después los fabricantes, pero no todos. Varias marcas aún los mantienen en sus catálogos.

A día de hoy, en generalistas solo Hyundai, Kia, Renault, SEAT (próximamente), Opel y Volkswagen ofrecen un compacto de cinco puertas y su correspondiente versión de tres puertas. En marcas Premium, solo Audi y BMW aún mantienen este tipo de oferta.

Peugeot 308 El Peugeot 308 3p fue descatalogado en el restyling de 2010

Modelos 3p que nos han ido dejando

El recorte ha sido muy intenso a lo largo de la década pasada, sobre todo en las cercanías de 2010. Dejaron de venderse con carrocería tres puertas los 147 (al finalizar producción), 308, Auris, C30 (al finaliza producción) C4 I, Civic VIII, Focus II…

Los siguientes modelos directamente han salido solo en cinco puertas: Auris II, Bravo II, CT 200h, Focus III, C4 II, Civic IX, Delta, Giulietta, Impreza, Mazda3 y V40. Algunos están disponibles como familiares y sus distintas denominaciones: ST, Touring, Wagon, Break, etc.

En los 80 y 90 era difícil de concebir que las carrocerías familiares se hiciesen más populares que las de tres puertas, visualmente más deportivas y atractivas, aunque esto va por barrios y depende de cada marca. Los más prescindibles fueron los 3p que eran un 5p pero con dos puertas menos.

Opel Astra GTC Opel Astra GTC, muy diferenciado del Astra cinco puertas

¿Dos puertas menos es más? Depende

Si nos fijamos en la gama actual de tres puertas, vemos que varios fabricantes han querido darle al tres puertas una diferenciación para ser consideradas de otra forma. Por ejemplo los Opel Astra GTC y Renault Mégane Coupé tienen notable diferenciación, incluso en la parte delantera, a priori elemento común.

De hecho la denominación “3p” va camino de extinguirse. Por ejemplo SEAT usa la denominación Sport Coupé o abreviadamente, SC. Estrictamente hablando, no podemos hablar de coupés, porque les faltaría el tercer volumen, pero algunas cosas en motor no son ortodoxas durante mucho tiempo.

Si nos fijamos en la gama Mégane, que es superventas en España, en 2012 se vendieron 15.710 cinco puertas y 1.803 tres puertas o Coupé. Casi 9:1, es una desproporción evidente. Si consultamos datos de ventas de otras marcas que retiraron sus correspondientes “3p” o “Coupé” llegaríamos a conclusiones similares.

Renault Mégane Coupé GT Line La gama Mégane también dota de su propia personalidad al tres puertas

Estoy seguro de que los modelos tres puertas que solo cambian en el número de puertas van camino de ir desapareciendo, si tienen una diferenciación adecuada pueden resistir o volver a ganar popularidad. Esta diferenciación, aparte de ser estética, puede ir ligada a un chasis más deportivo, motores más potentes, etc.

De hecho, en algunas marcas que retiraron sus tres puertas, antes el cinco puertas se asociaba al modelo normal o el “pata negra”, y las versiones “Sport” y similares se asociaban a las tres puertas. Hoy día, asociar los términos “Coupé” o “Sport” a un tres puertas es también frecuente.

También encontraremos otra razón en los cambios sociales. En los años 80 era más frecuente tener hijos a una edad inferior, así como emanciparse. En la época que nos toca vivir ahora se alarga el tener hijos, y pensando en compras a largo plazo, un cinco puertas es más práctico, sobre todo por el tema de las sillitas infantiles.

BMW Serie 1 3p BMW Serie 1 3p, a secas

Cuando la regulación era más laxa, los niños viajaban en la parte trasera de los coches de forma más rudimentaria e incluso sin cinturón. Ahora instalar una sillita infantil homologada para talla y peso del niño en un tres puertas puede ser un ejercicio de contorsionismo. En un cinco puertas es más cómodo.

De hecho, los tres puertas son mucho más frecuentes en el segmento inferior, el B, donde normalmente los jovenes encuentran su primer coche. Quien tiene mejor situación económica se tira a un compacto. Pero el que es más conservador, cuando pega el salto al compacto, prefiere una mayor practicidad.

También podemos encontrarle el aspecto sexual al asunto. Hace 10 años le pregunté a un compañero de clase por qué se compró un Astra cinco puertas si estaba soltero. Su razonamiento fue contundente, un cinco puertas es más cómodo para “eso”, aunque bueno, discrepo, la anatomía de la compañera y sus dimensiones también tienen mucho que decir.

SEAT León SC La esperada carrocería tres puertas del León también va diferenciada, se llama León SC

Llegados a este punto, creo que es interesante que empecemos un debate, siguiendo estas líneas:

  • ¿Tienes un compacto o utilitario? Si es así, ¿es cinco o tres puertas? ¿Familiar tal vez?
  • ¿Por qué escogiste esa carrocería?
  • Si tu modelo no estaba en tres puertas, ¿lo habrías querido así?
  • ¿Has descartado alguna opción de compra por un tema de puertas?
  • ¿Qué marca tiene un planteamiento erróneo en su gama? ¿Por qué?
  • ¿Crees que las tres puertas acabarán desapareciendo?

¡Esperamos vuestra participación!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios