Ferrari 599 GTB

En el stand del Cavallino Rampante no había ninguna novedad destacable, pero ¿qué más da? Siempre es gratificante ver unas cuantas bellezas como las que nos muestra siempre la casa italiana, y no me refiero a las chicas.

De entrada, te encontrabas con un Ferrari 599 GTB (igualito que el que me compré en la Ferrari Store de Roma, pero un pelín más grande) acompañado de la última criatura de la marca, el Ferrari F430 Scuderia, un coche que emana una belleza imponente (qué por cierto es el segundo que ví en dos días, el otro lo dejo para más adelante).

En la parte central del stand se podía admirar un flamante F2008 (o eso creo) flanqueado por un exhuberante Ferrari 612 Scaglietti y un clásicazo, el Ferrari 365 GTB4 o Ferrari Daytona, como se le conoce comúnmente, que a pesar de sus casi 40 años de edad, se veía igual de exquisito y jovenzuelo que sus hermanos menores.

¡Vótalo!

Editores 7

Comunidad 8,8

Actividad de la comunidad