Škoda Octavia

La tercera generación del Škoda Octavia llega con un nuevo diseño caracterizado por el espacio que en la marca han querido dar a su berlina más compacta. Crece en tamaño y eso le hace crecer en habitabilidad, gana en líneas armónicas y sobre todo en pulcritud y sobriedad, para no errar el tiro. ¿Continuista? En Škoda llaman a su diseño “atemporal”.

En el apartado de motorizaciones, tenemos un abanico de propuestas suficientemente amplio, con cuatro opciones en gasolina y cuatro más en diésel, que abarcan desde los 110 CV del 1.6 TDI hasta los 180 CV del 1.8 TSI que fija el tope de la gama. Además, hay dos apuestas más en el horizonte: una se llama gas natural y la otra, Škoda Octavia RS.

Y si hablamos de la parte tecnológica, el nuevo Octavia se nutre de funcionalidad y de unos niveles de asistencia, seguridad y confort más que interesantes, sobre todo si tenemos en cuenta que algunos de ellos vienen probados de otros segmentos superiores y que ahora se ofrecen en la berlina media checa por excelencia.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 7,9

Actividad de la comunidad