Dodge Charger

Pocas imágenes nos ha dado Dodge para comprobar si el nuevo Dodge Charger es más o menos bonito que el anterior, pero me aventuraría a decir que han conseguido mejorar su presencia sin renunciar a su estilo musculos y tan típico de Dodge. Quizá, y solo quizá, puede que ahora incluso ahora sea algo más retro.

En esta nueva generación ha ganado músculo y lo demuestra en su frontal, mucho más agresivo que el anterior. El capó con esas pequeñas protuberancias en el centro y los grupos ópticos de gran tamaño le confieren una estética realmente amenazadora. Puede que se aleje demasiado de lo que recordamos de tiempos pasados, pero sigue conservando su agresividad.

La parte lateral y la trasera son las que más cambian en este nuevo Dodge Charger, con una cintura alta y una trasera dominada por un enorme conjunto de LED (164 diodos en total) que recuerdan a las clásicas luces de los ’60 de la marca, ocupando todo el ancho del coche.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 8,5

Actividad de la comunidad