BMW Serie 5 GT

Ya han pasado tres años largos desde que BMW lanzó la última generación del BMW Serie 5 y hoy os traemos los detalles del lavado de cara que acompañará al modelo hasta el final de su vida comercial. Ligeros cambios pero bastante numerosos para las tres carrocerías que conforman la serie 5, el sedán, el familiar y el GT.

Llega la renovación estética, pero también hay cambios a nivel de equipamiento, con una novedad destacable en este ámbito, la inclusión de interesantes novedades en el BMW Connected Drive por vez primera en la serie 5. Pocos aspectos del coche han quedado intactos tras el lavado de cara, también la mecánica incluye novedades, sobre todo ajustes enfocados a la mejora de la economía de combustible, pero también un extra de potencia para el motor más potente, el del 550i.

Diseño exterior del BMW Serie 5

Los cambios en la carrocería como ya hemos dicho son varios, y son muy sutiles. Si empezamos analizando la carrocería por su parte frontal, veremos que las rejillas en forma de riñón tradicionales de BMW han ganado en volumen, ya que son ahora más verticales y sobresalen más del paragolpes, además el número de láminas de las rejillas se ha reducido, ya que las aberturas son más pequeñas, pero más abultadas.

¡Vótalo!

Editores 6

Comunidad 9,3

Actividad de la comunidad