Audi RS6

La semana pasada unos maderos de paisano localizaron un Audi RS6 Avant con una carga un poquito sospechosa: fardos de color marrón. La carga era perfectamente visible por las ventanillas y ocupaban todo el espacio de carga del station wagon incluyendo la plaza del acompañante. Vamos, que iba puesto.

Se encontraban en la A-49 entre Huelva y Sevilla, y cuando el conductor se dio cuenta que le iban siguiendo, comenzó una persecución brutal a más de 200 km/h. Los agentes hicieron lo posible por alcanzarle, pero debieron desistir por la seguridad del tráfico y porque era un esfuerzo totalmente inútil.

El nene fue sorprendido por un radar a 213,8 km/h, adelantó por el arcén y alcanzó los 240 km/h en algunos tramos. Viendo que era imposible interceptarlo, se puso un control más adelante, y se lo saltó. Más adelante (+20 km) se puso otro control que detuvo la circulación y entonces el “narco” sólo pudo optar por huir a pie.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 7,9

Actividad de la comunidad