Sigue a Motorpasión

Toyota FT-Bh

El Salón de Ginebra nos ha dejado concepts como el Toyota FT-Bh. Sí, parece un barco, pero detrás de ese diseño que bien podría pasar por un remolcador está empaquetada la búsqueda de la máxima eficiencia por parte de Toyota. Bajo peso, baja resistencia aerodinámica y un eficiente propulsor híbrido son las tres características principales del Toyota FT-Bh y entorno a ellas se van articulando el resto de cualidades.

Con una longitud de 3.985mm y una anchura de 1.695, estamos hablando de un concept a caballo entre los utilitarios y los compactos, en el caso de Toyota entre el Yaris y el Auris. La carrocería y el chasis están diseñados basándose en la máxima eficiencia aerodinámica e intentando reducir el peso al mínimo posible.

Estos dos detalles son básicos en un híbrido como el Toyota FR-Bh, pues ayudan a que el motor consuma menos y las prestaciones sean mejores aunque el peso extra del sistema eléctrico lastre el vehículo. Gracias al refinamiento en estos puntos, el FT-Bh consumirá tan solo 2,1 l/100 km.

Toyota FT-Bh Lateral

Esto significa que consume bastante menos que el Toyota Yaris con el motor 1.0, lo que puede convertirlo en un superventas si finalmente se produce de forma que sea barato. Y Toyota ha diseñado el FT-Bh teniendo en mente que pueda ser producido de la manera más económica posible.

Diseño exterior y aerodinámica

El nuevo diseño que en Toyota llaman Ecomotion (y que yo llamaría Boat-o-motion) se basa en el flujo del aire sobre las superficies del coche y confieren al FT-Bh una resistencia aerodinámica muy reducida, con un coeficiente aerodinámico de 0.235, bajo si se comparan con los 0.25 del Toyota Prius o el Mercedes Clase E.

Entre los detalles aerodinámicos, se han suprimido los retrovisores y se han cambiado por cámaras, lleva llantas aerodinámicas, se han escondido las manillas en el interior de las puertas y se ha optado por una agresiva interpretación de las carrocerías Kammback con un corte muy pronunciado.

Toyota FT-Bh Trasera

En el exterior, destacan la rejilla que forma una pieza con el paragolpes a base de agujeros con forma triangular, los larguísimos faros de LED que llegan hasta casi la puerta y las amplias aberturas situadas en las aletas delanteras. En la trasera destacan los faros que siguen la línea de “corte” de la carrocería Kammback y la luna que sigue la linea del techo.

El Toyota FT-Bh pesa tan solo 786 kg, pesando su propulsor híbrido tan solo 60 kg. Este poco peso se consigue tanto aplicando materiales de bajo peso como el aluminio como aplicando otros elementos más pesados como el acero de alta resistencia de manera que se reduce al mínimo el uso de estos materiales. Este bajo peso se traduce en mejores prestaciones, ya que con menos peso menos energía hay que disipar en las frenadas y más fácil es controlar la carrocería usando suspensiones de diseño más simple.

Toyota FT-Bh Parte trasera

Motor del Toyota FT-Bh

El motor del Toyota FT-Bh es uno de sus puntos fuertes. Se trata de un nuevo diseño de motor 1.0 con dos cilindros en línea que se conjuga con un motor eléctrico . El conjunto híbrido pesa 90 kg menos que el conjunto motriz del Toyota Prius. El motor térmico es un motor alargado (de carrera larga en comparación con el diámetro del pistón), con una alta relación de compresión (13:1) y que funciona en ciclo Atkinson. Equipa inyección directa de alta presión D4 y una EGR refrigerada y promete un consumo de 2,1 l/100 km.

Gracias a su eficiencia que permite que se genere poco calor y consumir poco combustible se ha reducido el tamaño del sistema de refrigeración y el del depósito de combustible. Y estos puntos permiten afinar hasta el extremo el flujo aerodinámico alrededor y por debajo del coche.

El interior del Toyota FT-Bh destaca por su eficiencia energética. Se ha estudiado al mínimo detalle la climatización, la iluminación, las superficies acristaladas y el consumo de los componentes eléctricos para evitar derroches de energía, reduciendo el consumo eléctrico un 50% con respecto a un coche convencional.

Toyota FT-Bh Interior

El diseño interior da una gran sensación de espacio gracias a las piezas con apariencia etérea. Los asientos son cuatro, del fabricante Recaro y con un diseño futurista que reduce el asiento a una placa que cuenta con superficies acolchadas en los punto clave suficientes para apoyar nuestro cuerpo.

No diré que me gusta porque sería mentir, pero confío en que como en el caso de casi todos los concept algunas cosas se perderán antes de pasar a producción. Por ejemplo su apariencia de barco y los asientos minimalistas. Todavía falta mucho tiempo hasta que se comercialice, pero podría ser un coche muy válido como utilitario urbanita con un bajo consumo. De momento todo son promesas.

Galería de fotos



(Haz click en una imagen para ampliarla)

Ver galería completa » Toyota FT-Bh (18 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

39 comentarios