Sigue a

Kia Optima Hybrid

El Kia Optima es una berlina de segmento D que se estaba vendiendo con motorización convencional. A partir de este mes, llega la versión híbrida, con 190 CV y por un precio de 37.440 euros. Si aplicamos el generoso descuento mensual vigente y corregimos impuestos, se quedaría en 33.699 34.705 euros, acabado Emotion solamente.

Es una alternativa fundamentalmente al Toyota Prius en sus versiones más caras, Executive y Plug-in Hybrid (enchufable), o el Lexus CT 200h (segmento C). Si no, lo más parecido que hay en el segmento D es el Peugeot 508 HYbrid4, con motorización HDi-híbrida, y más caro (36.200 euros), aunque con 200 CV y tracción total como argumento.

El Optima tiene un motor 2.0 gasolina de 150 CV, con caja de cambios automática y un motor eléctrico de 40 CV. Promete un consumo de 5,4 l/100 km y tiene mejores prestaciones que el Prius al hace 0-100 km/h en 9,4 segundos, 60-100 km/h en 5,4 segundos y una punta de 192 km/h. Es el primer híbrido surcoreano que llega a España.

Kia Optima Hybrid

Detalles específicos de esta versión

El híbrido es considerablemente más aerodinámico que el Optima convencional. El Cx ha bajado de 0,29 a 0,26 mediante un kit aerodinámico (paragolpes, taloneras, bajos carenados, alerón en el maletero), llantas de aleación específicas y un tapado inteligente del radiador (funciona igual que los ecoFLAPS).

En el interior encontraremos que el tablero de instrumentos es distinto. El tradicional tacómetro es reemplazado por un potenciómetro, que mide la intensidad de pisada del acelerador. Además de los gráficos de carga de la batería, también cuán eficientes estamos siendo. El tacómetro ahora es un indicador secundario.

La calidad del interior está más cercana a las del 508 que a la del Prius, en la que hay mucho plástico duro. ¿Merece la pana pagar más de 30.000 euros por un Kia? Si es por uno como este, considero que sí merece la pena, especialmente si estamos aburridos del diseño de sus competidores más vendidos.

Kia Optima Hybrid

Sistema híbrido del Kia Optima

Utiliza una caja automática convencional, que puede desacoplar el motor térmico por completo y usar tracción eléctrica a voluntad. El conductor no puede escoger cuándo circular en modo eléctrico mediante un botón, pero si es cuidadoso con el acelerador favorecerá que eso último ocurra.

Al ser un híbrido puro, el motor eléctrico es un motor autónomo y no una ayuda a la impulsión. En el ya retirado Honda Civic Hybrid, semihíbrido, eso no era posible. A pesar de los 190 CV que tiene, las prestaciones son más típicas de un coche de menor potencia. El 508 híbrido le saca ventaja y “solo” son 10 CV más.

La batería es de polímero de litio, tiene una potencia de 34 kW (el motor eléctrico 30 kW), una tensión de 270 voltios y una capacidad de 5,3 Ah/kWh. La colocación en el maletero supone 124 litros menos de capacidad que un Optima normal. Ofrece un volumen de 381 litros VDA. Gana por paliza al CT 200h, eso sí.

Kia Optima Hybrid

Versiones convencionales del Kia Optima

En nuestro país solo tiene una alternativa, el 1.7 CRDi de 136 caballos, que sale más barato en cualquier caso, ya que el más caro es el Emotion automático y cuesta 30.699 euros, 3.000 y pico euros menos. El petrolero declara un consumo menor, 5,1 l/100 km (6 si es automático), por lo tanto el híbrido es “inamortizable”.

Por otra parte, el CRDi tiene peores prestaciones. Con la caja automática, 0-100 km/h en 11,6 km/h, aunque alcanza 4 km/h más. Con cambio manual, la versión de menor consumo, Eco Dynamics, declara 4,9 l/100 km, pero acelera en 10,3 segundos a 100 km/h, como el Prius o CT 200h.

¿Por qué le cunden “tan poco” los caballos al Optima híbrido? Fácil, pesa más que el CRDi. El cambio automático parece no ayudarle mucho tampoco. De todas formas, a quien pueda pagarse la diferencia (por consumo hemos visto que no), tendrá una experiencia de conducción más agradable con el híbrido.

Kia Optima Hybrid

Breve comparativa Prius-Optima Hybrid

Cara a cara, la diferencia de precio es importante si partimos de las versiones básicas del japonés, pero respecto al Executive hay poca distancia, aunque en Prius tiene más equipamiento, pero unos interiores menos dignos de un coche de 30.000 euros.

El Kia declara más potencia, 190 CV frente a 136, aunque en el papel no es concluyente la diferencia, porque el Optima híbrido solo es 1 segundo más rápido en aceleración. La diferencia en punta es menos importante, pero ahí está, el Kia puede coger 12 km/h más. En cuanto a consumos, poco que discutir, 5,4 l/100 km se alejan de 4 l/100 km.

Si hablamos de prestaciones 100% eléctricas, como el Optima puede dar a su motor eléctrico casi 40 CV, alcanza casi 100 km/h con electricidad. En llano, el Prius pasará a gasolina antes de alcanzar los 80 km/h. En cuanto a maletero, el Kia no saca ventaja de su aparente mayor tamaño, el Prius ofrece 445 litros (contando con el doble fondo).

Por último, el Kia tiene 7 años de garantía o 150.000 km, por encima de la garantía de Toyota.

Ver galería completa » Kia Optima Hybrid (28 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

38 comentarios