Estonia tiene la primera red nacional de recarga de vehículos eléctricos

Sigue a Motorpasión

Mapa de Estonia

La República de Estonia, al extremo norte de la Unión Europea, se ha convertido en la primera nación del mundo en contar con una red de recarga rápida. Llegaron a un acuerdo con Mitsubishi: 165 cargadores rápidos y 507 Mitsubishi i MiEV a cambio de derechos de emisión de CO₂ para la corporación japonesa.

Con una extensión de 45.226 km² —casi la superficie de Aragón— la red permitirá a los conductores viajar sin agobios por la autonomía por autopistas y las principales poblaciones, utilizando un sistema unificado de pago para los usuarios. Con un parque de 619 eléctricos, tienen uno cada 1.000 vehículos, segundos tras Noruega.

Eliminando el factor ansiedad de autonomía, esperan que el número de particulares y empresas que usen eléctricos (unos 100) pase a doblarse, ya que la mayoría de los eléctricos son de administraciones públicas. La apuesta del Gobierno de Estonia es tener un 10% de uso de energías renovables en el transporte.

Mitsubishi i MiEV

Además, los incentivos a la compra de eléctricos son muy jugosos en ese país, 1.000 euros por kWh de baterías, con un tope del 50% del valor del coche o 18.000 euros. Se calcula que por cada coche se consumirían entre 1 y 2 megavatios hora al año. Los cargadores son de tipo convencional y CHAdeMO.

No es lo mismo establecer una red de recarga rápida en un país relativamente pequeño que en uno como el nuestro, de más de 500.000 km². Estonia tiene casi 50 veces menos población que nosotros, y la población está menos dispersa. A la cabeza en despliegue de eléctricos está Noruega, con cuatro eléctricos cada 1.000 vehículos.

Mapa | Wikimedia Commons
Fuente | Automotive News, Energy Efficiency Policies and Measures in Estonia (2012)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios