Síguenos

Audi A3 Sportback g-tron

Lo que en principio se llamó Audi A3 TCNG se nos presenta ahora en forma de Audi A3 Sportback g-tron, una versión híbrida bi-fuel que combina el uso de la gasolina con gas natural comprimido. Dotado de motor 1.4 TFSI con 110 CV, el Audi A3 Sportback g-tron puede funcionar indistintamente con gasolina, con gas natural comprimido… o con Audi e-gas.

Llegará al mercado a finales de este año, y más allá de su sistema de propulsión hereda la tecnología propia del Audi A3 Sportback. Pero lo más interesante no está dentro del coche sino fuera, en las instalaciones que Audi está ultimando en Werlte (Emsland, Alemania), donde ya está prácticamente finalizada la construcción de la primera planta industrial del mundo que produce metano sintético a partir de CO₂ con electricidad procedente de fuentes renovables.

Audi e-gas

De esta forma, Audi busca cerrar el círculo de las emisiones de CO₂, ya que aunque el A3 Sportback g-tron emita, funcionando con gas natural comprimido, un nivel de emisiones inferior a 95 g/km, realmente la marca se apunta el tanto de que ese CO₂ ya se ha fijado en la producción del Audi e-gas. Incluso incluyendo el CO₂ derivado de la construcción de la planta, las emisiones añadidas quedarían, según Audi, por debajo de los 30 g/km.

Para sintetizar el metano, se utiliza corriente regenerativa para desencadenar la hidrólisis que divide molecularmente el agua. El hidrógeno se puede emplear para vehículos movidos por pila de combustible, pero como esto está todavía en mantillas, Audi ha decidido hacer reaccionar el hidrógeno con CO₂ de una planta de biogás cercana, y elaborar así el Audi e-gas. Lo que no sabemos es cuánta energía hace falta para dar consecución a todo este proceso.

Audi A3 Sportback g-tron

Por otra parte, lo que no escapa a nadie es que se cierra otro círculo, que es el del abastecimiento de los vehículos por parte de su mismo fabricante. Lógicamente el Audi A3 Sportback g-tron puede funcionar con cualquier gas natural comprimido, pero la inversión que han realizado los de Ingolstadt para producir el Audi e-gas da de sí para alimentar 1.500 unidades del A3 al año, lo que les permitiría recorrer 15.000 kilómetros cada uno a cuenta del gas producido en la planta.

De hecho, Audi va a ser el primer fabricante de automóviles en crear toda una cadena de recursos energéticos a los que la marca les atribuye la etiqueta de la sostenibilidad, partiendo de energías renovables y derivando en hidógeno y Audi e-gas. Para utilizar este recurso, lógicamente el Audi A3 Sportback g-tron posee unas cualidades diferenciales y específicas.

Audi A3 Sportback g-tron, vista interior

Especificidades del Audi A3 Sportback g-tron

El Audi A3 Sportback g-tron cuenta con dos depósitos bajo el maletero. Cada uno de ellos puede almacenar 7 kg de gas a una presión máxima de 200 bar. Los depósitos han sido construidos bajo el principio de dar ligereza al compacto, de manera que en total se han restado 54 kg comparados con unos depósitos análogos fabricados de forma tradicional.

Esa ligereza viene dada por el uso de materiales plásticos. En el interior, trabajando por la estanqueidad de los depósitos, se utiliza poliamida, a continuación, la resistencia mecánica la proporciona una lámina de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP, un material que Audi trabaja desde hace tiempo) y finalmente, para la parte exterior, se emplea plástico reforzado con fibra de vidrio (GFRP). Para conjuntar los materiales, se usa resina epoxi de alta resistencia mecánica.

Audi A3 Sportback g-tron, motor TFSI

Por otra parte, la presión del gas se regula a la salida del depósito en dos fases hasta situarla entre los 5 y los 9 bar, de manera que se dispone de una presión adecuada para los distintos regímenes del motor. Si la presión dentro del depósito baja de los 10 bar, la gestión electrónica de la alimentación pasa automáticamente a modo gasolina.

Tanto con una como con otra materia, la potencia es la misma. Para lograr que funcione con e-gas, se han modificado la culata, el turbo, la inyección y el catalizador. Con sus 110 CV de potencia máxima y 200 Nm de par máximo, la versión a gas del A3 Sportback hace el 0 a 100 en 11 segundos para superar los 190 km/h de velocidad punta.

Audi A3 Sportback g-tron, tapa de combustible

En cuanto a consumos, Audi nos ofrece la cifra relativa al gas: 3,5 kg/100 km. Para la parte de gasolina, y a falta de un dato específico para este motor en concreto, sabemos que el Audi A3 Sportback con motor 1.4 TFSI de 122 CV presenta un consumo en ciclo combinado de 5,3 l/100 km.

A la hora de repostar, ambas bocas se encuentran bajo una tapa común. La diferencia entre usar gasolina o gas está, de un lado, en la cuestión de las emisiones y, del otro, en la autonomía que se alcanza en cada modo. Con e-gas, el Audi A3 Sportback g-tron recorre unos 400 km, mientras que en gasolina alcanza los 900 km. Sumando una y otra cifra, la autonomía es equiparable, según la marca, a la que se consigue con un Audi con motor TDI.

g-tron Audi A3 Sportback

Ver galeria completa » Audi A3 Sportback g-tron (10 fotos)

En Motorpasión | Audi A3 e-tron, otro híbrido enchufable para Ginebra
En Motorpasión Futuro | Audi e-gas project: A3 TCNG (gas natural comprimido) (2011), Audi MSF, una tecnología que aligera los vehículos aleando metal y plástico, Audi comenzará a distribuir su e-Gas en 2013 (2012)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios