Sigue a Motorpasión

porsche_911_1963.jpg

De nuevo nos encontramos con el gran problema de tener que “nominar” a cinco modelos nacidos en los años 60 y 70. Hoy, los que se quedan fuera también son grandes modelos y quizás las elecciones de esta vez son mucho más personales.

En estos 20 años se pusieron a la venta modelos tan carismáticos como el Alpine A110, Ford Capri-GT40-Escort, AC Cobra, Ferrari Dino, Lamborghini Miura, Renault 4, Jaguar E-Type, Fiat 600…aunque por encima de todos destacan dos nombres que aún siguen en el mercado como es el caso del Porsche 911 y del Volkswagen Golf.

La industria supera la II Guerra Mundial y durante este periodo la fabricación de automóviles sufre un boom. Sólo en Europa se fabrican más de 4 millones de unidades y en EE.UU la cifra casi llega a los 6 millones. España con SEAT a la cabeza aún no llega a las 100.000 unidades.

Trabant 600

trabant.jpg

Para comenzar con los años 60-70 nada mejor que un modelo que fue el símbolo de la Alemania del este. A pesar de que la parte oriental de Alemania concentraba una importante industria del automóvil, tras la finalización de la II Guerra Mundial, gran parte de las fábricas fueron desmanteladas por la ocupación rusa.

Fue en 1955 cuando surgió de las cenizas de DKW el prototipo para un coche popular. Fabricado por Sachsering Automobilwerke de Zwickau el Trabant 600 vio la luz a comienzos de la década de los 60. Contaba con un pequeño motor de 2 cilindros, 600 c.c. y 23 C.V, tracción delantera y carrocería de fibra de carbono. Hoy, casi 50 años después de su nacimiento aún se puede ver modelos del Trabant por las carreteras alemanas o checas. Este símbolo de la RDA se dejó de fabricar en 1989.

Toyota Celica

celica-gt.jpg

Nos adelantamos hasta diciembre de 1970, mes en que Toyota presenta su nueva berlina, el Carina, y además su versión coupé, llamada Celica. Un modelo que me cautivó cuando lo ví por primera vez en el Salón del Automóvil de Madrid de 1998.

El Toyota Celica es un 2+2 de carácter deportivo. El modelo guarda muchos parecidos con su hermano el Carina. Las medidas, salvo la altura, son iguales, los acabados y el equipamiento también, aunque su posterior éxito comercial, sobre todo fuera de Japón, le permitió ganarse su gama propia.

El Toyota Celica se presenta con un 4 cilindros en línea de 1,6 litros y 79 C.V. Datos, que incluso para la época, están lejos de lo que se espera de un deportivo. Tres años después, con la versión GT (en la foto), el Celica recibiría más energía llegando hasta los 108 C.V.

Volkswagen SP-2

volkswagen-sp-2-1.jpg

De una apuesta personal a otra que se mueve por el mismo camino. Desde Brasil nos llega el Volkswagen SP-2. Un modelo deportivo biplaza desarrollado por Volkswagen do Brasil a partir de un chasis acortado de VW.

Su largo morro plano, las aperturas para la refrigeración del motor en el pilar C son dos de sus principales características. Sí, no se me ha olvidado, se trata de un motor en posición trasera, por lo que el morro alberga el maletero. Un 4 cilindros en línea de 1,6 litros y 65 C.V derivado del VW 411. El SP-1 es la versión menos potente y menor equipada de este biplaza aunque sin demasiado éxito comercial

Lamborghini Countach

lamborghini-countach-a.jpg

En 1975, Lamborghini rivaliza con Ferrari por poner en la carretera el mejor deportivo. Ferrari tiene en el mercado el Berlinetta Bóxer, que es respondido del lado de Lamborghini con el Countach (Fantástico), que es a su vez, el sustituo del Miura. A primera vista, lo que más destaca de este superdeportito es su línea afilada y futurista.

Además, sus puertas se abren hacia arriba, una característica que perdurará en la retina. Recurso además que se podrá ver en más modelos de la marca. El Lamborghini Countach cuenta con un motor V12 de casi 4.000 c.c y 375 C.V en disposición central. Esta ubicación del enorme V12 permite que el vehículo sea más corto y mejora el reparto de pesos.

Dos años después, en 1977, Lamborghini presenta la versión S de este modelo. El Countach recibe cambios en los neumáticos y principalmente en la revisión completa del sistema de suspensión, aunque lo que quizás muchos recuerden es su nuevo alerón, opcional, de grandes dimensiones y regulable. Tan grande es que en algunos países queda prohibido.

Aston Martin Lagonda

lagonda.jpg

Una revisión de este tipo no estaría completa (y sé que no lo está porque muchos reclamáis modelos que aquí no aparecen) sin que habláramos de Aston Martin. El modelo elegido no es otro que el Lagonda, el abuelo del Aston Martin Rapide. Un vehículo muy peculiar tanto por su forma, angular y de estilo futurista, como por algunos de sus detalles.

La instrumentación se vuelven legible cuando se tocan, aunque debido a su poca aceptación este sistema desaparece para volver al sistema tradicional. El Lagonda en su orígenes tendrá dos modelos, en versión berlina y coupe, ambas motorizadas por un V8 de 5.340 c.c. y 350 C.V. Además se trata del primer modelo desarrollado para cumplir las normas de seguridad estadounidenses.

Hasta entonces, el propietario de Aston Martin, David Brown, consideraba que sus coches eran demasiado exclusivos como para someterles a pruebas de choque ya que un Aston Martin no choca contra una pared de forma voluntaria. Esto estuvo a punto de costarle la quiebra.

En Motorpasión | La historia del automóvil a través de sus modelos más emblemáticos (Parte 1) – (Parte 2) – (Parte 3)
Fotos | eaobjectsVagos.esNetcarshowForocochesPhotocaronline
Fuente | Crónica del Automóvil – Anuarios El Mundo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

42 comentarios