Síguenos

Ford Fiesta 1993 con motor 2 tiempos

Gracias a un hilo abierto en Motorpasión Moto Respuestas hemos sacado del baúl una curiosidad del mundo del Motor que en su día se gestó en Australia de la mano de Orbital y Ford. Se trata de un Ford Fiesta de 1993 con motor de 2 tiempos que fue fabricado por el departamento de I+D para probar la viabilidad de estos motores en utilitarios y subcompactos.

La idea era sacar partido de las ventajas que presenta un motor de 2 tiempos. Ausencia de válvulas convencionales, mayor simplicidad en la fabricación, menor masa y ocupación de espacio en el vano motor… Incluso el hecho de producir una explosión por revolución se tuvo en cuenta a la hora de plantear el rendimiento que podría dar un Ford Fiesta 2t.

Ford Fiesta 1993 con motor 2 tiempos

Orbital modificó el clásico motor de dos tiempos para evitar sus problemas más característicos. Así, trabajó la respuesta en bajas y el ralentí con una lumbrera de altura variable para lograr una distribución adaptativa, y en cuanto al exceso de consumo —tanto de carburante como de aceite— realizó un cambio que permitiría mejorar esas limitaciones típicas de los 2t.

En el motor diseñado por Orbital, la gasolina y el aire se mezclaban con el aire ya comprimido —entre 5 y 6 bar—, y la admisión de la mezcla en la cámara se realizaba, con la lumbrera de escape cerrada, por la parte superior de la culata y no por la inferior. De esta forma, se controlaba mejor la estratificación de la carga para cada momento, y se podía trabajar con mezclas más pobres.

A falta de una animación del motor de Orbital, tenemos el funcionamiento típico de un dos tiempos:

El otro punto sensible, el consumo de aceite, se mejoró también introduciendo rodamientos partidos en las muñequillas del cigüeñal, con apoyos estancos para el cigüeñal, lo que permitía reducir el uso de aceite en la admisión. Además, se reaprovechaba el 30 % del aceite del cárter. A la práctica, con 4 litros de aceite era posible realizar 20.000 kilómetros.

Por lo demás, un motor tricilíndrico 1.2 de dos tiempos podía entregar 82 CV a 5.000 rpm, con un par motor máximo de 125 Nm en las 3.800 rpm. Montado sobre el Ford Fiesta, llegó a dar unos consumos de 4,8, 6,5 y 7,0 l/100 km en carreteras de 90 km/h, 120 km/h y circuito urbano. En aquel mismo momento, el Ford Fiesta 1.4 desarrollaba 75 CV con consumos ligeramente superiores.

Desde luego, el Ford Fiesta 2t no fue el primer ni único coche con motor de dos tiempos. Tras la Segunda Guerra Mundial, fueron varios los fabricantes que buscaron en estos propulsores una alternativa viable. Quizá de ellos haya quedado en el imaginario colectivo SAAB, pero hubo varios más. Sin ir más lejos, el Trabant o el Auto Union 1000, por citar algunos de ellos.

Vía | Motorpasión Moto Respuestas
Más información | Fiesta Guides

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios