Síguenos

Land Rover - Winston Churchill

La historia que acompaña al Land Rover subastado en Cheffins tiene tanto aroma como el puro del que fuera su primer propietario. Winston Churchill recibió en 1954, por su 80º cumpleaños, un regalo en forma de Land Rover Serie 1. Al premier británico el coche le vino de maravilla a partir del año siguiente, cuando dejó el cargo, para darse paseos por su finca de Chartwell conducido por su chófer hasta el momento de la muerte del mandatario británico, en 1965.

Diseñado pensando en el orondo primer ministro, el antepasado de la familia Defender tenía un asiento para el acompañante de anchura mayor de lo habitual, un reposabrazos acolchado que ocupaba parte del espacio destinado al asiento trasero, calefacción para los pies y asideros forrados en cuero. Y en la parte trasera disponía de una caja de madera para que el dueño del todoterreno la utilizara en la que era una de sus pasiones: la albañilería.

Fallecido Churchill, el Land Rover pasó a manos de su yerno, el político Christopher Soames, que lo mantuvo ocho años, hasta 1973. En el año de la crisis del petróleo, Soames decidió vender el Land Rover de su suegro en una subasta de equipos agrícolas. El coche fue adquirido por un tal Norman Mills, que se dejó en el viejo todoterreno 160 libras de la época.

Documentación del Land Rover de Winston Churchill

Mills llamó a un vecino suyo, Frank Quay, para que le ayudase a trasladar el viejo Land Rover con la ayuda de un remolque, y cuando Quay vio quién había sido el insigne propietario del vehículo los ojos se le salieron de las órbitas y los billetes del bolsillo. Pagó 320 libras esterlinas a Mills, duplicando la cantidad que acababa de desembolsar su vecino en la subasta, y se lo quedó para él.

Pese a reconocerle el valor icónico al coche, Frank Quay no trató el Land Rover entre algodones precisamente. Lo utilizó en sus actividades de la granja que regentaba e incluso para asistir a algunas ferias de caballos en compañía de su hija. Cuando el permiso de circulación del Land Rover caducó en 1977, Quay decidió guardar el coche en un cobertizo.

Land Rover que perteneció a Winston Churchill

Y así es como llegamos hasta nuestros días. 35 años más tarde de haber sido encerrado, el Land Rover que perteneció a Churchill se conserva de forma algo irregular. Con 12.932 millas en su odómetro (unos 20.812 kilómetros), tanto su exterior como su interior acusan el paso de los años y precisan una restauración de urgencia.

Aún así, el Land Rover Serie 1 acaba de ser adquirido en subasta por una cifra inesperada. Si semanas atrás en Cheffins estimaban que la venta se cerraría en torno a las 50.000 o 60.000 libras (de 62.000 a 75.000 euros aproximadamente), al final de las pujas ha sido adquirido por un comprador anónimo que se ha dejado en él 129.000 libras (casi 161.000 euros al cambio).

Como sucediera tras su primera subasta, el precio del Land Rover se ha disparado, llegando a un precio que multiplica por más de 800 la cantidad que pagó Mills en 1973. El UKE 80, matriculado de esta forma por las siglas del United Kingdom Empire y la edad de su primer propietario al recibirlo como regalo de cumpleaños, sigue mostrando a sus 58 años la rotundidad y el encanto del primer día.

Vía | AVIS. ¡Un saludo para Gonzalo!
En Motorpasión | A la venta un Mercedes 300 SL Gullwing de pre-producción

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios