Sigue a Motorpasión

Citroën C3 Hybrid Air

Normalmente los híbridos son, por omisión, híbridos gasolina-eléctrico o Diesel-eléctrico, pero hay más tipos. Citroën presentará en el Salón de Ginebra un prototipo de Citroën C3 que combina un motor gasolina 1.2 VTi de 82 CV con un sistema de aire comprimido. Un híbrido, pero sin baterías.

Este sistema, con una tecnología mucho más simple y barata que los híbridos eléctricos, permite aquilatar el consumo de gasolina en zona urbana y periurbana hasta un 45%. El fabricante dice que homologaría 2,9 l/100 km de gasolina, y el aire comprimido saldría “gratis”.

De la misma forma que los híbridos eléctricos no se enchufan a la electricidad, sino que la generan, estamos ante el mismo concepto. El C3 Hybrid Air acumula energía en forma de aire comprimido en las deceleraciones y frenadas. Esa energía se utilizará posteriormente en vez de “tirarla” en rozamientos mecánicos y frenos.

Citroën C3 Hybrid Air

Una de las ventajas del sistema es que no compromete la habitabilidad ni el tamaño del maletero. Además, es más barato, aunque hablamos de un prototipo y no de una propuesta firme de industrialización en serie. De hecho la idea no es nueva, ya la intentaron sacar a finales de los 50 y no pasó de la fase prototipo.

El coche tiene tres modos de funcionamiento:

  • Modo Air: equivale al modo eléctrico de los híbridos, se moverá utilizando el aire comprimido de su depósito, por lo cual las emisiones son nulas, hasta 70 km/h
  • Modo térmico: funciona como un C3 convencional, solo que recupera energía en las frenadas y deceleraciones. No tiene asistencia adicional, salvo a plena carga de acelerador
  • Modo combinado: temporalmente puede contar con 122 CV de potencia combinada, al sumar ambas fuentes de energía (gasolina y aire comprimido). Conceptualmente es como un KERS, el efecto es limitado

Citroën C3 Hybrid Air

Por lo demás, el coche utiliza una caja de cambios de engranaje epicicloidal de gestión automática, más cercano al CVT de los híbridos japoneses que a la caja CMP del Grupo PSA. Así se combinan el motor térmico y el motor hidráulico de forma transparente al conductor, sin que la conducción sea más difícil.

Esta apuesta de PSA va en serio. Llevan dos años trabajando en la idea en secreto y han registrado 80 patentes. Si lo pusiesen a la venta, sería un digno competidor de los híbridos eléctricos, entre otras cosas por el factor precio, presumiblemente más barato que los Honda y Toyota híbridos eléctricos.

No sabemos cuánto dura el efecto del aire comprimido, no se especifica. Como la compresión de aire, por física elemental, es un proceso poco eficiente, voy a ser un poco escéptico por el momento. Esos 2,9 l/100 km me parecen excesivamente optimistas, puesto que el principal híbrido eléctrico del segmento homologa más consumo.

Aquí podéis ver el sistema en detalle.

Vídeo | Youtube
En Motorpasión Futuro | HybridAir de Peugeot-Citroën, aire comprimido aplicado a la hibridación, en vídeo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios